Blog
Suscríbete por 1€

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

emotivo documental

Ditrito 14 en Amazon Prime

La plataforma multinacional ha añadido recientemente a su parrilla de estrenos el documental de Juanma Bajo Ulloa, Historia de un grupo de rock (2008). Recomendabilísimo

Fotograma del documental Historia de un grupo
Fotograma del documental Historia de un grupo de rock
Gasteizco Cinema

Nada y olvido, poético y gran título para una magnífica novela de un escritor zaragozano, Héctor Bellido, profesor de Economía en la universidad zaragozana, que el año pasado debutó con esta novela sobre el recorrido de dos chicas pertenecientes a muy distantes clases sociales y cuyas vidas terminan entrecruzándose de manera sorprendente. El tiempo reduce a pavesas no pocos actos de la vida personal de cada uno y más aún de hechos de trascendencia que, sin embargo, acaban aplastados por la indiferencia social y el paso de los años.

No se puede aplicar, sin embargo, tan sonoro título a Distrito 14. Ni fue nada ni menos aún pueden quedar en el olvido, como los años, tras su disolución, parece que han ido delatando. De ello se percató inteligentemente, en 2008, Juanma Bajo Ulloa montando un estupendo documental sobre su trayectoria con el título de Historia de un grupo de rock, que hacía plena justicia a los zaragozanos. Y de ello se ha convencido, no sin poco trabajo de persistencia, Amazon Prime, que desde hace unas semanas lo tiene en su parrilla de emisión a la carta. ¿Justicia poética? Sí, pero, sobre todo, musical y artística. No alcanzaron los días de gloria que hacía presagiar el título de una de sus grandes canciones, no en términos comerciales, aunque sí en términos artísticos, por lo que la memoria musical no puede borrar de la faz aragonesa e inclusive de la nacional, y hasta de la internacional los logros del grupo comandado por Mariano Chueca, luego Casanova.

“El grueso sustancial de la peli, aparte de buscar las huellas del pasado, es el magnífico (y emotivo) concierto de despedida que el grupo ofreció en la sala Multiusos, con invitados especiales como Bunbury, Aurora Beltrán y un puñado de músicos que en uno u otro momento pasaron por la formación”, escribí en 2012 en este mismo blog cuando el documental, tras pasar por numerosos festivales, llegó a las tiendas en formato de DVD con un CD agregado que recogía once canciones inéditas.

Ahora, para su pase a Amazon Prime, el documental se ha mejorado en imagen y el propio Bajo Ulloa ha añadido una precisa introducción que lo enriquece. Y viéndolo de nuevo, descubro nuevos detalles y percepciones. No solo fue la descripción del recorrido del grupo sino una emotiva lección de resistencia vital y personal de sus integrantes e incluso de los allegados a él, caso de la esposa de Mariano Chueca, Susana Iraberri, quien está magnífica, trasluciendo su entrega y un amor inmenso a su marido y a sus proyectos. ¡Qué muestra de solidaridad marital tan conmovedora!

También caigo en la cuenta de la excelente versión que Aurora Beltrán hizo en el concierto de despedida de la canción El final, que Distrito grabó en el disco de debut, El cielo lo sabe junto a Bunbury. Para mí uno de los joyones del grupo del barrio de La Jota. Esperaba que ambos la interpretaran juntos en aquel concierto de despedida, pero lo hizo Aurora Beltrán y salió bordada, mejor aún que la del disco. Fantástico. Otro detalle en el que reparo es en la generosidad de Bunbury para bajarse de su carro de éxito internacional y venirse a Zaragoza una noche junto a su viejo amigo Mariano. A fin de cuentas, él fue quien alentó y promovió el fichaje de Distrito por EMI.

Ejemplo también, en este caso de fidelidad, que también conviene resaltar: el de la intérprete alemana, Flor, que el grupo conoció en Alemania en 1984 a donde acudió a grabar aquel frustrado disco alemán que tiraba por el heavy, o así, y no cuadraba mucho con los postulados musicales del grupo. No encontró discográfica, pero sí generó plausibles lealtades como la de la intérprete alemana que, casi 25 años después, acudió a Zaragoza, muy entregada y resuelta, a despedir a sus viejos amigos. También revolotea por el documental desde el principio mi imagen y mi palabra, cosa que no esperaba, pero que Juanma Bajo Ulloa creyó conveniente hacerlo así. Un honor que agradecí entonces y, cómo no, ahora.

En fin, por si alguien no lo ha visto todavía, desde este modesto rincón quiero recomendarlo altamente, pues una historia de lucha, empeño, supervivencia y canciones de fuste como fue la de Distrito 14 no puede quedar en la nada y en el olvido. No fueron la cara B de nadie sino ellos mismos y sus circunstancias. Grandiosos y únicos, aunque comercialmente el éxito masivo no les sonrió. Forever, aunque las medallas se las llevaron otros.

Puedes seguir todas las entradas de este blog pulsando este enlace.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión