Despliega el menú
Blog

Blog - Cuarta dimensión

por Carlos Bogdanich

cuarta dimensión

"La visita de un extraño"

Todos los años, cada inicio de primavera, me visita un moscardón...

Mosca.
Mosca.
Pixabay.

No falla nunca a la cita, en cuanto abro la ventana para dejar entrar al maravilloso Sol, aparece revoloteando, hace unos giros circenses y se va. Me imagino que no será el mismo siempre, pero lo anecdótico ahí está. Lo considero como un diminuto mensajero de la propia naturaleza, vocero de esos ciclos naturales que anuncian la renovación primaveral.

Su zumbido, resultado de la vibración de sus alas, suena algo desconcertante y no muy agradable, pero es su forma de comunicar. De hecho, lo hacen para comunicarse entre ellos y encontrar pareja, yo siempre "telepáticamente" le respondo con un "A mal puerto vas por leña"...

Dicen, las supersticiosas tradiciones, que son unos enviados de Belcebú, "Señor de las Moscas", y que su presencia no suele presagiar nada bueno, como si en la vida no estuviésemos expuestos a nada malo...

Ya es que me llega hasta caer simpático, me da que hemos llegado a un acuerdo energético y espiritual; tu "moscardón" vuela a tu aire, que yo si eso, ya emprenderé el "vuelo", pero con mi zumbido y personal fuero.

Como diría el refranero castellano "A olla que hierve, ninguna mosca se atreve"... y "por si las moscas", ya he cerrado la ventana, por aquello de "En boca cerrada no entran moscas".

Felices pesadillas.

Etiquetas
Comentarios