Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

la voz de mi amo

Los museos de Héroes del Silencio (8)

Antonio Ahuatzi, mexicano de 38 años, empezó en 1998 a coleccionar discos de Héroes, lo que le llevó más tarde a convertirse en un devoto del rock zaragozano de los 90

Concierto de Héroes del Silencio en Valencia.
Concierto de Héroes del Silencio en Valencia.
Pablo Ferrer

La colección de este mexicano de 38 años no figura en el primer nivel del coleccionismo de Héroes pero sí en la del empeño y devoción por el grupo zaragozano. Antonio Ahuatzi, natural de México DF, mejor conocido en Facebook, tal cual indica él mismo, como Ahuatzi Wintersun, descubrió a Héroes un poco tarde -por su juventud-, cuando el grupo estaba disuelto o a punto. “Les conocí por un amigo que me pasó una copia de una cinta o tape del álbum Avalancha en el año 1996. Me quedé un tanto atónito, pues el estilo musical y aquel sonido hard me dejaron sin comprender muy bien de qué iba la movida. Lo digo porque en esa época en México no se acostumbraba a escuchar bandas así en el género de rock en español”. Tenía 15 años.

Dos más tarde, “en la primavera de 1998, se puso a la venta el álbum de HDS titulado Rarezas, que, como era de esperar, tuvo promoción en México. Por suerte, supe de ello a través de una emisora de radio llamada Órbita 105.7 FM donde hicieron una entrevista a Joaquín Cardiel y a Pedro Andreu, que escuché sin pausa en mi walkman Sony de la época. Después de ello, comencé mi búsqueda independiente por el grupo, comprando los cassettes que podía de sitio en sitio hasta que logré comprar los cuatro álbumes en estudio, el En directo y luego el Parasiempre. Volviendo al disco Rarezas y su edición en México, me dirigí a las tiendas de distribución para adquirirlo de inmediato, y así fue cómo me hice con la primera unidad de mi colección: el cassette Rarezas”.

Colección de Héroes del Silencio de Antonio Ahuatzi.
Colección de Héroes del Silencio de Antonio Ahuatzi.
Antonio Ahuatzi

Inexorablemente se encendió la chispa adecuada. “La disquera EMI (por aquel entonces, ahora es Warner), decidió organizar un evento con relación a HDS llamado ‘Expo-Rarezas Héroes’. Por supuesto, asistí a él, como cualquier chaval que se interesa por ese tipo de eventos que ya de entrada eran poco usuales en aquellos días. Allí me di cuenta de que mi gusto y amor hacia HDS se confirmaba más de lo que entonces podía sentir hacia ellos pues me encontré con coleccionistas de ligas mayores que me dejaron anonadado. El evento me impactó sobremanera por la gran variedad de artículos y material relacionado a HDS que allí se exhibía y que yo en su mayoría desconocía por completo. En el lugar que tuvo cita la ‘expo’, llamado La Diabla (recinto en el cual, por cierto, habían actuado HDS en 1994), montaron todo encima de lo que era el escenario de las bandas y hasta hubo un concurso de tatuajes cuyo premio para el ganador era algún artículo del grupo”.

Y frente a él, un mar de suculentas tentaciones, inalcanzables para su bolsillo cuando no dificilísima de localizar para la compra, como la famosa botella de El espíritu del vino: “Allí frente a mis ojos se distinguían joyas como La caja de terciopelo de El espíritu del vino, El duende en Madrid Vinilo Picture, Mónaco 1992 Picture o ejemplares japoneses de Senderos de traición y El espíritu del vino, singles en vinilo de 7”, promocionales de El mar no cesa o Senderos, la botella de El espíritu del vino, bootlegs como el Básico de Terciopelo en sus ediciones negro y rojo, etc. Era el paraíso de los seguidores de HDS, y esto me marcó de manera tal que me propuse que algún día tendría ese material en casa también”.

Colección de Héroes del Silencio de Antonio Ahuatzi
Colección de Héroes del Silencio de Antonio Ahuatzi
Antonio Ahuatzi

Mas, ya se sabe, el coleccionismo produce gozo supremo pero tiene un gran inconveniente: la plata que hay que invertir. Antonio sorteó esos inconvenientes lo mejor que pudo y al menos logró llevar a su domicilio un buen lote de piezas, cuando menos las esenciales para entrar en el reino del coleccionismo: “No he conseguido tener todo ese material citado anteriormente y que tanto me gusta de ellos, sin embargo, con el tiempo y dedicación, he logrado conseguir lo básico y un poco más de su discografía oficial en sus formatos cassette, vinilo y disco compacto, así como varios bootlegs, singles, DVD´s, pósters, revistas, colgantes, box-set o algunas ediciones distintas de sus álbumes en estudio y live de países como Argentina, USA, España, Alemania, Holanda, Italia o México por mencionar algunos”.

Bien es verdad que Antonio era en sí mismo todo un campo abonado para que floreciera la ‘flor venenosa’ no solo de Héroes sino del rock en general. Desde muy chiquito le prendió la chispa. “El amor por la música que tengo viene desde los cinco años y permanece, lo que refleja el hecho de que sea amante de ella en su formato físico. Lo fui desde niño y lo sigo siendo ahora como adulto, por tal razón es que siempre me incliné por comprar el material de mis bandas de cabecera, aunque no siempre es posible por cuestiones monetarias, los discos siempre han sido caros desde tiempos remotos en México, y eso no facilita el poder tener el material de cualquier banda que uno siga y desee comprar su discografía; sin embargo, he tenido la fortuna de poder hacerme con mas de 800 discos para mi colección, de los que más de 300 son de HDS y Bunbury y el resto pertenece a bandas de pop, rock, trova, tango, heavy metal, baladistas o rancheras”.

Colección de Héroes del Silencio de Antonio Ahuatzi
Colección de Héroes del Silencio de Antonio Ahuatzi
Antonio Ahuatzi

Y, oh, curiosidad. El árbol de los Héroes es tan grande y frondoso que a su sombra se producen encuentros muy confortables. Antonio los ha generado en su propia casa a través de los discos, tiene una gran debilidad por aquella explosión de grupos zaragozanos que se produjo a finales de los 80 pero sobre todo en los inicios de los 90. La onda expansiva, que una vez más demuestra que el rock y la música en general no tienen fronteras, llegó con fuerza a México. “Principalmente escucho música de Zaragoza de los 80-90´s, grupos que son contemporáneos a HDS, razón por la que he dejado pasar de largo mucho material de HDS para mi colección, pues he vuelto la mirada a grupos como Las Novias, Distrito 14, Niños del Brasil, Amaral…, además de otros como El Fantástico Hombre Bala, Oscura Visión, Círculo Vicioso, Avalanch, Tierra Santa, Skizzo, WarCry, Red Wine, Sphinx, Radio Futura, David Bowie, Elefantes, La Habitación Roja, Niños Mutantes, Piratas, M-Clan, El Hombre Gancho, etc, etc.”

Colección de Héroes del Silencio de Antonio Ahuatzi
Colección de Héroes del Silencio de Antonio Ahuatzi
Antonio Ahuatzi

Comenta esto Antonio, porque, en realidad, y es algo que le interesa remarcar, ahí está el nudo gordiano de por qué su colección de Héroes no es todo lo opulenta y selecta que él quisiera: “He comprado y compro también material de muchas (o quizás no tantas) bandas de otros géneros que me apasionan y eso recorta las posibilidades para conseguir más piezas del grupo zaragozano, pero es importante señalar que HDS fueron los precursores de mi iniciación en el tema del coleccionismo”.

Aún queda mucha vida y mucha llama encendida para conseguir algunos más de los dorados fetiches del grupo zaragozano. La fiebre por Bunbury y compañía permanece con la misma temperatura de pasión, si no aumentada, desde aquellos primeros días en que adquirió la casette de Rarezas. En los museos de Héroes del Silencio hay historias amplias y variopintas. Historias, por cierto, que cerrarán esta serie con otra nueva entrega en fechas próximas, aunque queda abierta la posibilidad de mostrar más museos en el futuro. Depende de sus dueños y coleccionistas. Basta con contactar con el autor de este serial vía mensaje a través de Facebook.

Etiquetas
Comentarios