Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

Consejos de jardinería

Las flores del verano en la ciudad

¿Qué plantas son las que crecen en los jardines de estilo inglés y germánico y que tanto nos gustan? Crear un seto florido no es difícil y pone una nota de color al estío urbano

Un parterre con zinnias, verbenas, plumeros y salvias
Un parterre con zinnias, verbenas, plumeros y salvias
Heraldo

Lo decimos desde hace años: la jardinería urbana en Aragón es más que aburrida. Y la razón no está en nuestro clima extremo ni en la escasez de agua, sino en la absoluta falta de inversión económica, muy por detrás de otras ciudades españolas (y ni vamos a nombrar a las europeas). Ojalá los nuevos ayuntamientos recién formados dediquen más atención a la jardinería en la ciudad. Primero, detectando las malas prácticas que nos cuestan mucho dinero corregir después; segundo, comprendiendo que contar con un buen presupuesto de jardinería es un éxito y que ahorrar en ese sector supone una enorme pérdida de atractivo turístico y de bienestar ciudadano.

En el caso de los parterres y ajardinamiento de plazas, el panorama es desolador en ciudades como Zaragoza. La moda de poner mallas antihierbas para plantar aromáticas o juníperos ya ha ido demasiado lejos y se ha demostrado que el resultado es feo. Y ya no digamos cuando esas mallas sustituyen a plantas silvestres como ocurre, por ejemplo, junto a los muros del cementerio. Donde se dejó la flora silvestre se puede disfrutar de malvas, olivardas y gramíneas, pero la zona de malla es un auténtico desierto del que apenas sobresalen unos raquíticos arbustos. También aburre, y es caro y poco ecológico, el ajardinamiento de rotondas y plazoletas donde solo se siembra césped y se plantan dos o tres ejemplares arbustivos.

Más imaginación

En jardinería, son tres las claves que siempre acompañan al éxito: la variedad, la adaptación y la dureza o resistencia. En el caso de la variedad, cuanto más distintas sean las plantas que comparten el conjunto, más posibilidad hay de que eviten las plagas, más colorido y belleza aportarán y, finalmente, más función biológica tendrán, ya que serán alimento de polinizadores y pájaros.

La adaptación consiste en el elegir ejemplares que se adapten por completo al clima del lugar y apostar por aquellos que especialmente prosperan con el sol intenso y el calor. Si el plumbago rebosa estos días, ¿por qué no lo vemos en ningún parterre de la ciudad? Si la madreselva o el jazmín gustan del calor más intenso, ¿por qué no huele ninguna plaza ni calle a jazmín o madreselva? Si se dejaran las zonas silvestres sin tocar, si se experimentara con plantas como la malva, el gamoncillo y el dondiego en los solares (si crecen sin cuidados ni riego, habría que ver cómo sería de recibir algún cuidado), si dejásemos de cuidar enormísimos parques junto a plataformas logísticas por los que nadie pasea y nos centrásemos en esos rincones del día a día que tanta gente transita, tendríamos una ciudad más bonita, más amable y más ecológica.

Ideas para los parterres

Si nos atraen tanto los espacios vegetales en otros países es porque tienen un concepto de jardinería más desarrollado que el nuestro. Practican, por ejemplo, la técnica del color, en la que crean combinaciones adaptadas a cada estación (amarillos y dorados para el verano) y crean contrastes dramáticos con azules o rosas para dar mayor efecto. La lantana, que tan bien aguanta el calor, crea preciosos conjuntos con la verbena y la salvia. Las zinias, que son muy generosas en su floración, pueden complementar el conjunto, al que se le pueden añadir herbáceas como el pennisetum o plumero.

Zinnia
1

Zinnia

Les gusta mucho el sol y florecen durante todo el verano. Las hay de diversos colores, por lo que se pueden combinar.

Salvia
2

Salvia farinacea

Es una planta muy agradecida, que se da muy bien en el clima aragonés. Perfecta para el nivel bajo del parterre.

Verbena
3

Verbena

Se ramifican mucho, por lo que son perfectas en los balcones. De color intenso, sus flores se dan sobre todo en primavera y otoño.

Plumero
4

Plumero

Aporta ese toque silvestre al conjunto, ya que domina la zona más alta del parterre. Muy agradable su movimiento con la brisa.

Lantana
5

Lantana

Es muy similar a la verbena, pero gusta del sol muy fuerte e intenso, por lo que florecerá durante todo el verano.

plumbago
6

Plumbago

Es una planta perfecta para el verano, con unas flores de un azul intenso. Crece mucho, por lo que hay que mantenerla a raya.

Etiquetas
Comentarios