Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

EL BUEN JARDINERO

Hágase la luz: cinco ideas de iluminación para balcones pequeños

La iluminación en exteriores es cada vez más asequible. El led y la alimentación solar han simplificado mucho las cosas: ahora, por solo 10 ó 15 euros, es fácil crear rincones románticos en los que disfrutar de las noches

Una idea luminosa para decorar el balcón
Una idea luminosa para decorar el balcón
Homemydesign

En climas tan extremos como el que se sufre en el valle del Ebro, las noches de verano pueden ser un pequeño respiro después de jornadas de intenso calor. Por eso, al preparar los jardines y terrazas para el estío, hay que tener en cuenta su disfrute en las horas nocturnas, no solo en las diurnas. Y los balcones no tienen por qué quedarse fuera. Si disponemos de un pequeño espacio exterior, se puede crear un rincón agradable donde tomar la fresca al son de la radio, de una conversación o al arrullo de los grillos.

En iluminación, el led ha sido una revolución, porque ha permitido alumbrar espacios con un sistema alimentado por la luz del sol. Antes era necesario disponer de enchufes, las guirnaldas podían mojarse en una repentina tormenta y el conjunto podía resultar inseguro. Ahora, por apenas 15 ó 20 euros, se pueden comprar guirnaldas de unas diez o doce luces, que cuentan con diferentes adornos de color. Son guirnaldas muy resistentes que duran todo el verano. Las nuestras, de hecho, llevan ya dos años sin retirarse y se alumbran también durante el invierno. Se venden en viveros y grandes superficies.

Otra opción son las clásicas guirnaldas conectadas a la luz eléctrica. Alumbran con más intensidad, claro está, y a la larga seguramente durarán muchos más años. A cambio, hay que tener algún enchufe exterior y tener cuidado de recoger bien el cable si cae un chaparrón. Ha de ser una guirnalda ya preparada para el exterior, ya que soportará humedad. Si queremos hacer largas cenas acompañadas de algún juego de mesa o cartas, la luz eléctrica será necesaria. Pero también queda muy aparente enrollada en torno a una barandilla, sin más adornos.

Lo mejor es tener claro qué queremos hacer en el balcón, para no complicarnos mucho. Nuestro consejo es crear un espacio mágico y no tener ningún tipo de complejo con la cantidad de guirnaldas: casi nunca están de más. Una buena idea es combinar esa luz led con la clásica vela. Se pueden comprar pequeños soportes donde encender velas de té y colocarlos también en distintos lugares del balcón. Los hay que apuestan por la citronela para ahuyentar así a los mosquitos. Y un clásico que nunca falla es el farol grande con una buena vela dentro: durará todo el verano, aportará una luz tenue e invitará a sentarse y soñar.

CINCO POSIBILIDADES PARA EL BALCÓN

En el techo
Luces en el techo para veladas luminosas
1

Es una opción sencilla que además ilumina todo el espacio. Si se ponen varias guirnaldas en el enchufe, se puede regular la intensidad.

En la barandilla
En la barandilla crean un aspecto más íntimo
2

La sensación es más íntima y crea un entorno misterioso. Pueden ser guirnaldas solares o bien eléctricas.

Íntimo
La clásica vela trae consigo veladas inolvidables
3

Los farolillos con vela son una buena idea cuando no se trata de cenar a la fresca, sino de disfrutar de una noche estrellada.

Sencillo
Con una guirnalda eléctrica ya cambia la estética del balcón
4

Para evitarse complicaciones basta con comprar una guirnalda de exterior, enrollarla en la barandilla y encenderla.

Alrededor
Con la suma de guirnaldas y velas, se pueden crear espacios tan sugerentes como este
5

Somos un tanto barrocos y esta es la idea que más nos gusta, la que combina velas con luces que se enrollan entre las plantas. Es una luz íntima pero permite disfrutar de una cena en compañía. Se puede optar por guirnaldas sencillas o bien coloridas. Es buena idea apostar por las solares, ya que nos evita la complicación de la luz eléctrica y resultan más seguras con la lluvia.

Etiquetas
Comentarios