Despliega el menú
Blog

Blog - Cuarta dimensión

por Carlos Bogdanich

cuarta dimensión

¿Es usted un Médium?

La Luna, Neptuno y Plutón son las llaves para conocer si realmente estas cualidades existen.

medium
Ilustración
Pixabay

Se entiende por Médium toda persona que les posible establecer contacto con su inconsciente, de manera tal, que le permite acceder a realidades no ordinarias y eventualmente a comunicarlas. Esta facultad extrasensorial le permitiría producir fenómenos parapsicológicos e incluso la comunicación con los espíritus.

Si bien la Edad de Oro del Espiritismo moderno abarcaría desde el año 1850 hasta la 2ª Guerra Mundial, a lo largo y ancho de la historia, siempre han existido personas con tales capacidades.

¿Cómo puedo descubrir si realmente tengo esas cualidades?

Circula por la Red una especie de cuestionario en donde sus preguntas aparentemente nos daría una respuesta. Las mismas se enfocan a indagar sobre determinadas circunstancias en la vida del individuo que, si las experimenta, son índice que tiene esa capacidad. Entre ellas podemos hallar las de ¿Recuerda si de pequeño ha visto o percibido espíritus?… ¿Tiene fuertes pesadillas o sueños lúcidos?… ¿Ha visto “cosas” por el rabillo del ojo?… ¿Siente la presencia de algo o alguien cuando está solo?… ¿Los aparatos electrónicos y las luces tiende a apagarse o parpadear cuando Ud. pasa cerca?… Son más de 20 preguntas que, teóricamente, nos pueden acercar a ese descubrimiento.

Pero por aquello que se dice de siempre “Lo que Natura non da, Salamanca non presta”, existe un método más fiable para descubrirlo y ese es el análisis astrológico del signo y los planetas de nacimiento de la persona. Éstos nos darán la clave si en realidad y de forma natural, existe esa cualidad en el individuo.

Por lo general, según mis estudios, los Signos de Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis) junto con los de Aire (Géminis, Libra y Acuario) son los más propensos a experimentar este tipo de fenómenos. No quieta esto que, el resto de los signos lo tengan vetado, para nada, descubrirlo se hace al ver la posición e influencia de determinados planetas al nacer que son vitales para la expresión y manifestación de estas capacidades.

La Luna que gobierna los sueños y la imaginación, Neptuno que domina el mundo psíquico y Plutón gobernando el Inconsciente, son las llaves para conocer si realmente esas cualidades existen. La distribución de los mismos en una Carta Astral, nos descubrirá si la persona contiene esas cualidades y hasta qué punto las puede dominar e incluso potenciar.

En este punto, la Hipnosis Clínica sobre el sujeto, será la herramienta más adecuada para poder controlar y dirigir a buen puerto, la manifestación que ocurra en quien las vive. La Hipnosis trabaja con el Subconsciente de la persona, la técnica tiene la capacidad de favorecer el autocontrol y que, lo que en principio era una “pesadilla” en la vida de la persona, se transforme en un don y poder de ella sobre la materia y las circunstancias, posibilitando que aflore incluso la capacidad de sanación y de emanación y canalización de fuerzas positivas.

Todo un reto con segura solución en esa Dimensión, para muchos, llena de misterio.

Etiquetas
Comentarios