Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

El buen Jardinero

¡Socorro, algo le pasa a mi planta!

Cuando vemos un cambio de color en las hojas o apreciamos sustancias pegajosas y bichos, hay un problema. Existen remedios, pero primero hay que identificar

Imagen enfermedades plantas
Las hojas nos dan las pistas para identificar enfermedades y plagas
Heraldo

Las plantas pueden tener dos tipos de problema: carencias alimenticias o plagas. Y los síntomas se pueden apreciar en las hojas. Cuando esto ocurre, hay que actuar lo más rápido posible, porque el ejemplar se debilitará más y más conforme pasen los días. En el caso de las carencias alimenticias, la planta las muestra cuando ya lleva tiempo sufriéndolas, por lo que es importante aplicar el remedio cuanto antes.

Si se trata de plagas, tampoco hay que despistarse, porque puede ocurrir que las plantas se contagien unas a otras. De hecho, algunos tipos de pulgón incluso llegan a saltar para colonizar nuevos ejemplares.

Cuando hayamos identificado el problema y busquemos solución, es importante optar por remedios ecológicos y no contaminantes. Si fumigamos con productos tóxicos, mataremos otra fauna necesaria y acabaremos con más plagas y más carencias en las plantas.

Falta de fósforo
fosforo
1

Cuando esto ocurre, los bordes de las hojas se tornan morados. Con fertilizante se soluciona el problema, aunque temporalmente. Lo mejor es agregar estiércol de ave.

Clorosis o carencia de hierro
clorosis
2

Se aprecia fácilmente, pues la hoja se pone blanca, pero la nervatura sigue verde. En los viveros y tiendas venden quelatos de hierro, de efecto muy rápido.

Necesita nitrógeno
nitrogeno
3

En terrenos muy pobres, la hoja pierde su color verde cuando necesita nitrógeno. Hay que abonar regularmente para que no ocurra. Lo mejor, con compost y estiércol.

Sin potasio
potasio
4
Plaga de ácaros
acaros
5

Entre las hojas surgen pequeñas telas de araña. La falta de humedad y de abonado favorece su aparición. Se pueden eliminar con el producto ecológico ‘Beauveria basiana’. También macerando 100 gramos de ortiga en un litro de agua durante un día.

Problema de hongos
hongos
6

Es habitual cuando se riega en exceso o los ejemplares están muy juntos. Hay plantas, como la caléndula, que siempre lo sufren en invierno. Existen en el mercado fungicidas ecológicos y tratamientos a base de jabón potásico.

Eterno pulgón
pulgon
7

Cuanto más abonemos, más dulce será la savia y más pulgón llegará. ¿Cómo librarnos de él? Con aceite de Neem o con un remedio casero: a un litro de agua se le añade un 3% de jabón potásico y un 1% de alcohol de quemar.

Etiquetas
Comentarios