Despliega el menú
Blog

Blog - Cuarta dimensión

por Carlos Bogdanich

astrología

Einstein y los astros

Su genialidad nunca le impidió reconocer el valor y la trascendencia en otras personas, muy natural en un nativo del signo de Piscis como él.

Einstein
Albert Einstein
Pixabay

Numerosos han sido los científicos, literatos, médicos que, a lo largo de la Historia, han "buceado" en el maravilloso mundo de la Astrología. Rama del Conocimiento que les aportó vitales conceptos estructurales en su labor creativa y de investigación.

Albert Einstein no iba a ser menos, nacido un viernes 14 de marzo de 1879, con tres fuertes planetas en el signo ariano que rige la cabeza, luego de muchos avatares, llegó a ser el científico más importante del Siglo XX.

Su genialidad nunca le impidió reconocer el valor y la trascendencia en otras personas, muy natural en un nativo del signo de Piscis como él.

Muchos recuerdan el encuentro que tuvo con el universal Charles Chaplin y su "irónica" conversación, Einstein le dijo a Chaplin: - “Lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal; todo el mundo le comprende y le admira”. A lo que Chaplin respondió: - “Lo suyo es mucho más digno de respeto: todo el mundo lo admira y prácticamente nadie lo comprende”...

Y con ese "savoir faire", tan natural en este pisciano, dejó históricas frases de reconocimiento a la Astrología, como las siguientes:

"La Astrología es una ciencia en si misma y contiene un luminoso cuerpo de sabiduría. (Me enseño muchas cosas y estoy en gran deuda con ella). La evidencia geofísica revela el poder de las estrellas y de los planetas, en relación a lo terrestre. A su vez, la Astrología refuerza y amplia, de algún modo, ese poder. Esta es la razón por la que es como un elixir de vida para la humanidad."

"La astrología es una ciencia per se. Pero una que enseña el camino. Yo he aprendido mucho de ella. Los conocimientos físicos subrayan el poder de las estrellas sobre el destino terrestre. Pero la astrología también subraya los conocimientos físicos. Por eso es un elixir de la vida para la sociedad."

Hombre preocupado, desde siempre, por la libertad de pensamiento y expresión, escribió el siguiente aforismo, que se publico en 1953: "En el reino de los buscadores de la verdad no hay ninguna autoridad humana. Quien intenta erigirse en magistrado provoca la risa de los dioses"

Todo un genio bendecido por los astros.

Etiquetas
Comentarios