Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

Árboles: cada ejemplar aporta a la ciudad hasta 300 euros

La ciudad de Nueva York ha creado un mapa que pone en valor cuánto dinero suma cada uno. Solo por su capacidad para retener agua y absorber CO2, cada uno ayuda a ahorrar cientos de euros al año

Paseo de la Constitución, en Zaragoza, cuyo bulevar peligra en los planes de la línea 2 del tranvía.
Árboles: cada ejemplar aporta a la ciudad hasta 300 euros
RAQUEL LABODÍA

Poco a poco, la sociedad aragonesa va comprendiendo el valor ambiental y social de los árboles. Más lento de lo que sería conveniente, ya que todavía quedan muchas lagunas: si bien se entiende que los árboles aportan sombra y reducen la contaminación, por lo que conviene protegerlos, todavía se desconoce su papel clave a la hora de retener la fuerza del agua en las avenidas del Ebro (en los casos de los sotos de ribera), que un árbol bien podado y cuidado no es peligroso aunque haya cierzo, o que no se puede plantar cualquier ejemplar en un sitio reducido.

Un árbol aporta beneficios tangibles e intangibles. Algunos, como es el caso de la cantidad de CO2 que absorben o la de agua que retienen, es fácil ponerle número. Otros, como los más de cinco grados que reducen la temperatura en verano, es más cuestionable. La falta de información, la desidia de los ayuntamientos y la dejadez ciudadana, en general, lleva a que todavía haya plazas en Aragón sin ningún árbol, con cientos de metros cuadrados de hormigón, y que ningún movimiento vecinal demande cambios urbaníticos.

Otras ciudades, como la de Nueva York, se han decidido a impulsar la cultura del árbol y educar en sus beneficios a través de una suma total de dinero. El consistorio neoyorquino ha creado un mapa en el que explica, árbol a árbol, cuánto dinero aporta a la ciudad, teniendo en cuenta cuatro variables anuales: cantidad de agua de tormenta interceptada, CO2 capturado, los contaminantes filtrados por las hojas o energía conservada. Esta última variable sería la cantidad de kilovatios que una familia o un bar ha dejado de consumir gracias a la sombra aportada por los árboles.

El conjunto es un total que va entre los 300 y los 500 dólares, según dónde esté situado un árbol. En una zona con mucho tráfico, será la captura de CO2 la que suponga más beneficio. En una zona residencial de unifamiliares, la sombra del árbol ayudará a ahorrar cientos de euros al año.

En total, Nueva York tiene 685.781 árboles catastrados. Seis veces más que una ciudad como Zaragoza, que tiene 170.000 ejemplares. En el caso de la capital aragonesa, ha habido recientemente una gran merma de arbolado de gran porte, tras las obras del tranvía.

Etiquetas
Comentarios