Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

El jardín en otoño: ideas y consejos

El cambio de estación no supone dejar de ocuparse de las plantas, hay tareas que empiezan ahora, cuando bajan las temperaturas

Caléndula, una planta para los meses más fríos
El jardín en otoño: ideas y consejos
HERALDO

Tienen algo estos días de finales de septiembre que resultan evocadores en la jardinería. Quizá porque el aire es fresco otra vez y queda atrás el bochorno veraniego, o bien porque la humedad de la noche y los chaparrones repentinos mojan la tierra. No es tiempo de entrar en casa, sino de quedarse fuera y preparar ya el jardín para la nueva estación. Es tiempo, por ejemplo, de sembrar los bulbos para la próxima temporada. Los narcisos, jacintos, tulipanes..., que son los clásicos de la primavera, pero también se puede dedicar un rincón a los muscaris, crocus o fresias. Es buena idea marcar dónde están los bulbos, para no confundirnos después cuando trabajemos en el jardín.

También es hora de limpiar y podar, de retirar ramas secas, arbustos que ya no prosperan, plantas de temporada ya espigadas... Y dejar sitio para las variedades de otoño e invierno. Es importante que ahora, cuando la humedad es mayor, se tenga especial cuidado en la limpieza del césped:si dejamos que las hojas se amontonen encima, aparecerán los hongos y podemos tener problemas con la pradera.

Con todo ya limpio, llega el momento de crear nuevos parterres con plantas de otoño e invierno. La reina es la caléndula, una planta muy agradecida, de vibrantes flores naranjas y amarillas, que se da muy bien en el invierno suave del valle del Ebro. También los pensamientos, multicolores y que crecerán hasta pasado el mes de marzo. Y la violeta africana, que siempre resalta en el parterre. Con simples cuidados, llenarán de color los meses de invierno.

TAREAS

1. SEMBRAR BULBOS. Si queremos disfrutar de narcisos, jarcintos o tulipanes el año que viene, debe planificarse su siembra en otoño. Lo ideal es hacerlo la primera quincena de octubre y marcar el lugar para recordarlo.

2. PODAR. Hay ramas que no prosperaron, plantas que ya se han agotado o setos que necesitan cuidados. Si podamos ahora, dejaremos el espacio ya preparado para las plantas que vienen.

3. LIMPIAR. Si tenemos césped, hay que evitar que las hojas se queden encima, pues se crearán espacios con hongos que pueden afectar a toda la pradera. Debe rastrillarse a diario. Si hacemos compost, aprovechar el foliaje.

4. EL HUERTO. Es el momento perfecto para limpiar las malas hierbas del huerto, cuidar los acolchados que tengamos y preparar los cultivos de puerro, alcachofas o espárragos. Recolectar escarola, lechuga...

5. PLANTAR. Que llegue el otoño no significa que no disfrutemos de nuevas flores. En esta estación crecen las caléndulas, los pensamientos, la violeta africana... Son plantas muy agradecidas, que disfrutan de los rincones soleados y que aguantan las heladas débiles. Si ya hemos podado, retirado las plantas de temporada veraniega y tenemos los parterres listos, podemos aprovechar y plantar las nuevas flores. Solo habrá que tener cuidado con los hongos que puedan salir en las caléndulas, que acabarán por matarlas. Conviene tener un fungicida a mano y fumigar una vez al mes, aproximadamente.

Etiquetas
Comentarios