Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Macetas con imaginación

mycolorfulhome)_-1919682091.jpeg
mycolorfulhome)_-1919682091.jpeg

¿Por qué conformarse con los clásicos recipientes? Crasas, cactus o semillas abren la puerta a la creatividad

Quizá la maceta sea el elemento más aburrido del jardín o la terraza. Marrones, de terracota o resina... Pero siempre se puede probar con otros recipientes, sobre todo en el caso de plantas que requieren poca agua y apenas precisan de drenaje. Así son las crasas, los cactus o las semillas recién germinadas, que pueden prosperar en coloridos botes de café o de conservas, en tazas, teteras o incluso metidas en una cáscara de huevo.

No es fácil elegir una maceta. Las buenas son caras, las baratas se rompen pronto... Las de madera se pudren al exterior, y las de piedra pesan demasiado. Y todas son siempre marrones o, a lo sumo, blancas. En estas páginas ya hemos explicado lo fácil que es pintar una maceta con imprimación o bien directamente con 'chalk paint', y aún más curioso resulta elegir el recipiente más inesperado.Si la planta requiere riego, habrá que hacer dos o tres agujeros en el fondo con un taladro. Se puede proteger además el metal por dentro con un plástico fuerte. Así no se oxidará.

SUCULENTAS. Se adaptan a cualquier rendija y eso las hace ideales para prosperar en botes, a los que apenas hay que regar. El resultado es precioso.

CACTUS. Son la planta de moda, y cultivarlos en botes llamativos queda todavía mejor. Al requerir muy poca agua no es necesario ni siquiera hacer agujeros al fondo de la lata, solo pulverizar con agua.

DIMINUTO. Este pequeñín disfruta de su nueva vida en un mini jarrón de barro. Así de monos pueden ser los recipientes.

UN HUEVO. Hay plantas que pueden llegar a prosperar incluso en una cáscara de huevo.

BROTES. Germinar brotes de soja es una práctica culinaria ya habitual. Las semillas pueden crecer en lugares divertidos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión