Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

Navidad en naturaleza

traditional-christmas-table-arrangement-with-wooden-nature-christmas-pot-petal-and-chandelier-magnificent-dining-table-decoration-ideas-for-delightful-christmas-dinner-moment-artificial-chr
traditional-christmas-table-arrangement-with-wooden-nature-christmas-pot-petal-and-chandelier-magnificent-dining-table-decoration-ideas-for-delightful-christmas-dinner-moment-artificial-chr

Es curioso pero en la decoración navideña está más presente la naturaleza que los elementos religiosos. Si bien aún ponemos el belén en nuestras casas, lo habitual es adornarla con todo tipo de adornos que copian ramas o frutos que encontramos en el bosque.

Tenemos que remontarnos a mucho tiempo atrás para saber por qué la naturaleza está presente en nuestras fiestas. Yno tiene nada que ver con el nacimiento de Jesús, más bien está relacionado con el solsticio de invierno y las supersticiones de los pueblos, que veían la caída del sol como una tragedia que solo con ritos podían evitar. En los países nórdicos, donde el solsticio supone casi la total oscuridad, esos tres días que van del 21 al 24 (cuando el sol empieza a ascender)eran tan sagrados como dramáticos. Yla manera de lidiar con ellos era decorar las casas con ramas, en referencia al 'árbol de la vida' que unía a los pueblos de todo el mundo. Esta tradición pasó más al sur, se extendió por las tierras germánicas y la reina Victoria de Inglaterra (cuya familia era germana) la popularizó en el siglo XIX. Esa es la historia de nuestro árbol de Navidad y el omnipresente color verde.

¿Y el blanco?Simboliza la nieve. Lo mismo da que en la mayoría de países nunca nieve en Navidad, ya que el frío empieza realmente a mediados de enero, pero el impacto cultural de las novelas de Charles Dickens y los 'christmas' británicos es alargado. Porque antes de Dickens la Navidad era más pagana que cristiana, y se basaba en días enteros de bebida y juerga más similares a los carnavales de hoy en día. Con la revolución industrial y la ausencia de días libres en las fábricas, esa semana de fiestas se redujo al 24 y 25 de diciembre. La campaña promocional de los periódicos británicos con la obra de Dickens hicieron el resto. Así, hay nieve artificial, bolas blancas y mucha escarcha.

Sobre el rojo hay muchas teorías. Una de ellas es que en las celebraciones de la Edad Media se solía representar en las iglesias europeas la 'Obra paraíso', que describía el pecado original. Presidía el escenario un árbol del que colgaban manzanas rojas. También se dice que el rojo proviene de la tradición de incluir frutos del bosque en las decoraciones de los hogares. Abundan ahora en muchos lugares las bayas, ya sean de rosal o de serbal, así como de acebo, que destacan sobre el verde (el color que no debe faltar en esas celebraciones del solsticio).

Así pues, ya seamos creyentes o no, podemos disfrutar de los adornos navideños. Y para ello no hace falta gastar mucho. Basta con darse un paseo por el campo, ver qué nos ofrece la naturaleza y tomar lo que esté permitido. Está prohibido cortar acebo o muérdago, o coger musgo. Pero sí hay ramitas caídas, troncos viejos o piñas que servirán para hacer una decoración sencilla y muy hogareña.

Etiquetas
Comentarios