Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

¿Persiguió el franquismo el catalán?

Matías Uribe Actualizada 18/12/2014 a las 20:42
Etiquetas
Pop a la catalana 3

Aunque no lo parezca, e incluso aunque algunos mismos catalanes -por razones quizá muy interesadas- lo hayan olvidado, se cantó mucho en catalán durante el franquismo y la Transición. Veamos.

Elvis Presley no era catalán –todo se andará- pero sus canciones sonaron en la lengua de Espriu durante los años sesenta en voces diversas, la principal Francesc Heredero, luego Francisco Heredero. Este fue el novio yeyé por antonomasia de la época, casó con otra yeyé de postín, Luisita Tenor, pero antes de alcanzar la fama en toda España, debutó en 1963 con un EP, 'Amic Elvis'-Exits d'Elvis Presley', enteramente dedicado al Rey, incluyendo 'Sentimentalment' (Sentimental me), 'La meva sort' (Good Luck Charm), 'Carta retornada' (Return To Sender) y 'Fes-me adéu' (Gonna Get Back Somehow). El segundo EP, igualmente titulado que el primero y editado en 1963, también fue consagrado al cantante norteamericano.

The Animals eran ingleses pero sus éxitos mayores, 'The House Of The Rising Sun' y 'Don't Let Me Be Misunderstood' tuvieron traslación catalana –'La casa del sol naixent' y 'Comprensió'- a través de Els Dracs. Percy Sledge era norteamericano pero su gran balada soul, 'When A Man Loves A Woman', sonó en catalán con los valencianos Els 5 Xics (Quant un home vol una dona'). El Dúo Dinámico era catalán y en catalán cantó 'Ai aquells ulls tan negres' (Esos ojitos negros).

Salomé representó a España en el festival de Eurovisión de 1969 y aunque empatada a cuatro ganó el certamen, pero antes, en 1963, ganó la V edición del festival del Mediterráneo cantando en catalán 'S'en va anar' que publicó en un EP completamente en catalán donde estaba la hermosa y popular 'Dame felicidad' de Enrique Guzmán (Dona'm felicitat).

No quiero abrumar, pero algún ejemplo más. Luis Aguilé era argentino y Tony Ronald holandés, pero ambos cantaron en catalán. Mina, italiana, también lo hizo. Y la madrileña-aragonesa Elia Fleta cantó 'My Foolish Heart' en catalán como 'Cor inquiet' junto al gran Tete Montoliu. Antes de todos ellos, en 1958, José Guardiola llenó su segundo EP con canciones en catalán, siguiéndole después, en los sesenta, otros cinco EP's más y un single. Igualmente, en 1958, las Hermanas Serrano hicieron versión catalana y castellana de su segundo EP, 'Besa'm tres vegades', lo que volvieron a repetir en 1959 en el sexto, 'El dia dels enamorats'.

Guardiola y las Hermanas Serrano fueron los primeros en cantar canción pop en catalán. Después lo hicieron decenas y decenas de grupos y solistas, desde los mentados a un pléyade de artistas yeyés, soul, progresivos, orquestales…, dejando aparte a los cantautores de Els Setze Jutges, que aquellos cantaron todo en catalán, e incluso los componentes del llamado rock layetano de los 70, que también cantaron mucho en catalán en el franquismo y la Transición, sobre todo, la Companya Eléctrica Dharma. Por no olvidar al rompedor Sisa.

Que se sepa, ninguno fue encarcelado, ni prohibido, ni integró lista alguna de perseguido por el franquismo réprobo. De esa que no se libraron otros, por motivos bien diferentes: por ejemplo, un ministro de la Gobernación, Alonso Vega, canceló las matinales del Price en 1964 y hasta un gobernador prohibió el jazz en Huesca.

Viene a cuento este rescoldo por culpa del machaqueo del independentismo catalán que tiene en su tabla de agravios principales para irse de España “la persecución desde el franquismo de la lengua catalana”. Hace unos días se vio a un integrante de la ANC en un programa de TV abaleando la permanente letanía persecutoria. Es posible que ello ocurriera, que se persiguiera el catalán. Uno no estuvo allí, pudo ocurrir y no nos enteramos fuera de Cataluña.

Si como define la RAE el término perseguir, o sea, “molestar, conseguir que alguien sufra o padezca procurando hacerle el mayor daño posible” o “proceder judicialmente contra alguien y, por extensión contra una falta o un delito”, no sé si algo similar tuvo lugar, pero insisto, es posible que algo de esto ocurriera y nada se supiera más allá de la propia Cataluña. Si alguien conoce casos concretos, invitado queda a desvelarlos. Cierto es que el catalán no se enseñaba en las escuelas ni era lengua oficial, como no lo eran el vasco, el gallego, el valenciano o el mallorquín, pero esta era otra cuestión…

Resulta, por tanto, muy extraño que parva tan grande de artistas como la mentada anteriormente cantara canciones pop –no tradicionales, sino pop- en la lengua perseguida y no hubiese represalias, máxime contando el Régimen con toda la batería de leyes y autoritarismo que tenía para aplastar, si fuese necesario, a una manada de elefantes subversivos.

La queja, me temo, tiene pocos fundamentos. Y, además, el independentismo no ve ni quiere oír, o solo ve y oye lo que le interesa, porque basta mirar un poco para ver la gran cantidad de discos recopilatorios que en los últimos años se han publicado con canciones de los sesenta cantadas en catalán: Ramalama, por ejemplo, cuenta en su catálogo con un copioso doble cedé, 'Grans exits del pop en català', editado en 2012, con nombres como Rudy Ventura, Dyango, Salomé, Betina, Tony Tonald, Francesc Heredero, Lone Star, Hermanas Serrano y hasta ¡Mochi, el Dúo Dinámico y Luis Aguilé!

En la propia Cataluña, con distribución incluida a través de La Vanguardia de uno de los discos, se han editado tres volúmenes dobles con algunas de aquellas canciones (el último recién publicado) bajo el título de 'Pop a la catalana'. También el sello La sèpia verda editó en 2003 el recopilatorio 'Hi ha ieié per aquí. Vol. 1” en tanto que Badabocs Selectors hizo lo mismo entre 2008 y 2010 con tres volúmenes denominados 'Modernisme aborigen' y Picap publicó en 2010 'Pop ie-ie català', un CD con 28 canciones, y hay hasta un par de grupos actuales, Angelina i els Moderns y Refugi que recrean aquellos cantos pop sesenteros en catalán.

Todo muy abundante y fresquito para ver, oír y certificar la verdad de la Historia, que remato con una breve anécdota personal: aparte de estudiar ocho años en un internado que era como un pequeño microcosmos nacional, donde estábamos gente de casi toda España, por supuesto de Cataluña también, y donde a nadie se le espetaba si hablaba de una forma u otra, durante un tiempo fui miembro del Orfeón Universitario de Zaragoza. En el repertorio llevábamos una preciosa versión coral, obviamente en catalán, de 'Al vent', de Raimon, y la cantamos en colegios mayores, teatros, aulas magnas universitarias… y no recuerdo si hasta en recintos religiosos. Nunca jamás se puso impedimento a tal interpretación, pese a la ideología y el simbolismo trasgresor que tenía. O sea, que, pese a lo que se cuenta y se predica, y con esto no es que quiera erigirme –Dios me libre- en defensor de la oprobiosa, Elvis no estuvo en la cárcel en Cataluña, no se persiguió a nadie que cantase en catalán una música con tanta difusión como el pop. Así fue y así debe contarse.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo