Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

El señor mayor y el huerto de tomates

tomato1
tomato1

Circula por Internet la historia de un viejo jubilado de Nueva Jersey (EE. UU.), que durante años había cultivado un huerto de tomates. Con la edad, le era cada vez más difícil excavar en una tierra tan dura, pero contaba con la ayuda de su hijo Vincent. Por desgracia, el tal Vicent andaba metido en líos, y acabó por ingresar un año en prisión. El viejo jubilado le escribió una carta, lleno de pesar:"Estoy bastante triste por todo, siento mucho que estés en prisión y espero de verdad que esta vez te sirva de lección y dejes ya de hacer tantas estupideces. Por aquí todo va regular, no estoy de humor para nada y además no voy a poder cultivar este año los tomates. Me habría ayudado mucho distraerme con el huerto, pero yo solo no puedo con esta tierra. Ojalá estuvieras aquí conmigo".

La respuesta de Vicent le costó al jubilado un buen disgusto:"Querido papá. Por favor, no caves en el huerto de tomates. Tengo allí varios cadáveres enterrados". Por supuesto, el viejo tardó unas horas en reaccionar, pero no podía dejar así el asunto, así que decidió al fin llamar a la Policía y allí se presentó el FBI para levantar la tierra y buscar esos cadáveres. Hubo mucha expectación en el vecindario, pero por mucho que revolvieron y removieron todo, los del FBIno lograron encontrar nada.

Días después, Vincent escribió otra carta a su padre:"Querido papá. Adelante, ahora ya puedes cavar el huerto. Por supuesto que no había ningún cadáver, pero esa tierra tenía que removerse de alguna manera. Es lo único que puedo hacer por ti. Te quiere, tu hijo Vinnie".

Etiquetas
Comentarios