Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Franz Ferdinand, ¿símbolo futuro?

“Los Ferdinand son modernos y poseen la fuerza y la energía juvenil del pop como materia propia para adolescentes, lo que les ha enganchado a la actualidad más feroz, aunque a sus conciertos británicos –dicen- acuden hasta sesentones…, nostálgicos quizá de una juventud de minifaldas y música infecciosa, de aquel sugestivo Swinging London. Es, sin duda, de lo mejorcito que nos ha dejado esta década tan opaca para el pop-rock”. Esto es lo que yo mismo –y perdón por la autocita- escribía hace más de cuatro años en este mismo blog.

Ahora que han publicado su nuevo álbum, 'Right Thoughts, Rights Words, Right Action', con título inspirado por el director cinematográfico Karen Reisz ('La mujer del teniente francés'), sigo opinando lo mismo, pero no sé si lo entregado en sus cuatro discos hasta ahora y si la estela de sus conciertos los eleva ya a la categoría de símbolo del pop-rock de este milenio, como parece que se les trata. Vamos, si van a saltar al futuro, no como unos Beatles o unos Pink Floyd, por señalar dos grupos representativos de sus respectivas décadas –sesenta y setenta-, que eso me parece más bien imposible, pero sí como un grupo para recordar y clave en el devenir de la música pop, como lo han hecho todos los grandes.

Desde el primer momento, desde que editaron su primer álbum en 2004, salieron a la arena dispuestos a divertir y a hacer bailar a la gente, o, como ellos se marcaron como lema, “a hacer bailar y gritar a las chicas”. El nuevo disco, con sus resabios inevitables de los Talking Heads y sin el aparato electrónico que anunciaba 'Tonight', dispara en esta dirección, no se cantea en exceso del vigoroso estilo del cuarteto, pero al final rebaja el 'speed' hasta desembocar en una templada pieza de un glamour adhesivo, 'Goodbye Lovers & Friends'. Está bien.

Cuatro años después de 'Tonight', este cuarto álbum cumple de nuevo su cometido, es bailable a tope, intuitivo, vitalista e inspirado por momentos, pero al plantearme si este grupo escocés (aunque tres de sus miembros son ingleses, con lo que la polémica de la independencia de Escocia está servida) será emblemático y perdurable 'per secula seculorum' en la memoria colectiva, me asalta la duda, o mejor iré al grano: aseguraría que no. De lo contrario es que la música de los últimos tiempos ha aportado muy poco.

No los veo, como no veo a The Strokes, The White Stripes, Libertines, Artic Monkeys o Arcade Fire, algunos de los más agasajados popularmente en estos últimos tiempos, como emblemas para el futuro, como símbolos irreductibles de un pasado fructífero. Aunque me gustaría volver del otro mundo dentro de 50 años para rectificar.

¿Alguien ve a estos Ferdinand o a otros en el mismo podio, por repercusión y grandes obras, de los Floyd, Beatles, Rolling, Creedence, Doors, Velvet, Cure, U2…? Ayayay, que me temo que sin querer he sacado a relucir una cuestión polémica: ¿está en crisis el pop de los 2000?, ¿es una m…, como opinan algunos?, ¿no tiene la menor relevancia con respecto al pasado? Ustedes dirán.

Aquí el vídeo oficail del último ábum de los Ferdinand. ¡A bailar!

http://www.youtube.com/watch?v=RqTsUtQLRFk

Etiquetas
Comentarios