Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

Remedios contra la gripe

4
4

Medicinal Muchos preparados farmacéuticos se basan en compuestos naturales, ya que las plantas guardan en su química elementos que ayudan a prevenir y curar enfermedades. Para la gripe, también hay pócimas

Desde que el ser humano dominó la agricultura, ha dedicado un rincón de su huerto al cultivo de las plantas medicinales. Los griegos fueron los primeros en estudiar los efectos de las plantas, dividiéndolas en purgantes, narcóticas y febrífugas, y los árabes crearon las primeras farmacias. Toda esta sabiduría ha llegado hasta nosotros a través de la medicina moderna, que utiliza las propiedades químicas vegetales en los medicamentos actuales. ¿Cómo aprendería el hombre primitivo que la corteza de sauce calmaba la inflamación o que el beleño producía alucinaciones? Seguramente, probando, estudiando y muriendo en el intento. El diente de león, caléndula silvestre, achicoria, lavanda, hinojo, espino albar, ortiga... Son plantas que nos acompañan en nuestro día a día pero que apenas miramos. Asoman en los baldosines rotos de las aceras, crecen en solares abandonados y guardan en su interior un secreto, todas han sido utilizadas con fines medicinales y durante siglos gozaron de gran prestigio, hasta que la medicina moderna aprendió a sintetizar sus principios activos y las desechó por inútiles.

Muchos preparados, sin embargo, siguen siendo eficaces para enfermedades comunes, como la gripe. La lista de plantas beneficiosas es larga: la mejorana tiene propiedades antimicrobianas; el extracto de hojas de níspero contiene ácido ursólico y tripertenos, que alivian la inflamación de los bronquios; la corteza de abedul ayuda a bajar la fiebre, mientras que la glicirrina del regaliz inhibe la expansión del virus. Por supuesto, son compuestos químicos y deben tomarse como tal. No tendría sentido tomar un bebedizo mezclando pociones en el Quimicefa, así que de igual manera resulta una locura tomar esta u otra planta y preparar por nuestra cuenta un jarabe. Hay que consultar a profesionales y los propietarios de herboristerías son las personas adecuadas. En estos locales se venden pastillas, infusiones o jarabes que cuentan con certificados legales. Son, en realidad, una farmacia natural.

Remedios de abuela

En la botánica medicinal tampoco se presta mucha atención al sabor. La idea de que el jarabe será dulce o la pastilla insípida no cuadra con los remedios naturales. Algunos de ellos son para los más valientes: en Bulgaria, por ejemplo, es habitual que los niños reciban gotas de jugo de cebolla en la nariz cuando tienen una fuerte congestión. Si solo con pelar cebollas ya nos lloran los ojos, no cuesta imaginar la sensación que producirá el líquido en las vías respiratorias. Eso sí, el resultado es más que positivo: los niños respiran muy bien.

Otro remedio que cuesta tomar pero que es mano de santo es el que proporciona la pimienta negra. Se toma con vino caliente y alivia el dolor de garganta y la congestión. Su sabor es otro cantar, y cuesta horrores beberlo. El vino caliente se toma en los países fríos como Alemania (donde se denomina Glühwein), ya que sus taninos tienen propiedades antivirales. Su ingesta continuada en el tiempo (un vaso al día, sin pasarse) ayudará a alejar la gripe y los resfriados.

Sistema inmune. Para estimular los mecanismos de defensa del organismo, están los preparados basados en tomillo, equinácea o hisopo. Son también excelentes expectorantes.

Dolores musculares. Es una de las torturas de la gripe, la sensación de que el cuerpo está dolorido. Gracias a los preparados que tienen el saúco como compuesto, se alivian estos síntomas.

Tos y dolor de garganta. El gordolobo es una de las plantas que guardan compuestos que ayudan a aliviar la tos y el dolor de garganta. También contribuyen a expulsar la mucosa.

Congestión. Esto va para los más valientes: la pimienta negra con vino caliente destapará sí o sí la nariz. Hay que beberlo en pocos tragos y aguantar el mal sabor. El resultado será espectacular.

Etiquetas
Comentarios