Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Family, historias mesolíticas del rock

Aprovechando que hace unos meses se editó una opulenta caja con toda su discografía más extras, y para evadirse de la casi generalizada bazofia musiquera del Pilar, propongo un viaje al Mesolítico del rock, es decir, a los sesenta-setenta, y en concreto al grupo Family (nada que ver con los acaramelados donostiarras), que no alcanzó el fervor popular, y eso que era asiduo del UFO y tocó en el famoso concierto de Hyde Park donde los Rolling presentaron a Mick Taylor, amén del festival de Wight y de sus constantes giras americanas, pero siempre gozó de gran estima entre los círculos más exigentes, especialmente en el del llamado 'prog-rock'.

Entre 1968 y 1973, este quinteto, formado en Leicester, grabó siete discos por los que fluyó tanto el blues como la psicodelia, el hard-rock, el jazz, el country, el arabismo, el art-rock o la experimentación; una visible y rica variedad de estilos canalizados por una no menos rica panoplia instrumental: mellotrón, saxo, guitarras, violín, cuerdas, flauta, órgano, banjo, dobro, armónica, batería, bajo…, todos ellos al servicio de la voz tan dulce como rasposa, y a veces crispante y ebria, de Roger Chapman, muy cercana en tímbrica, a veces, a la de Peter Gabriel de los primeros Genesis.

Con él, estaba el excelente guitarrista y co-líder del grupo, John Withney, el no menos portentoso bajista y violinista Rich Grech (luego, en Blind Faith y Traffic, entre otros), el decisivo (para el sonido Family) saxofonista Jim King y el batería Rob Townshend. Un quinteto con cambios continuos en las segundas líneas, pero que con Withney y Chapman, alias Chappo, siempre al frente, formalizó una discografía tan imaginativa como sustanciosa, con crepitaciones y locuras –de Chapman se decía que siempre andaba en ácido- que le alejaban del gran público, pero con una paleta sonora tan sorprendentemente variada que no era sino el reflejo de la gran inquietud que mostró el rock de los setenta por abrir vías nuevas. De Genesis a Van der Graaf Generator, Beatles, Fairport Convention, o los mismos King Crimson, la discografía de Family se llenó de huellas muy diversas, que hicieron de cada disco algo nuevo y arriesgado. Rock progresivo, se decía entonces.

Propongo, el segundo álbum, 'Family Entertainment' (1969), tras el revulsivo aviso del primero, el también fantástico 'Music In A Doll's House' (1968), como forma más 'digestiva' para entrar en el abigarrado mundo sonoro de Family: tenía ecos genesianos y de rock-blues ('The Weawer's Answer'), citas de Fairport Convention ('Observation From A Hill'), psicodelia arábiga en un fantástico instrumental como 'Summer 67' (¿quién habló de las músicas del mundo como invento moderno?), rock agresivo ('Hung Up Down'), jazz-swing con preludio clasicista ('From Past Archives'), detalles country ('Dim'), ecos beatlenianos de sitar y voz a lo Bowie ('Face In The Cloud'), vibrante rock'n'roll clásico con violín ('Second Generation Woman'), delicias baladísticas con guitarras acústicas, violines, piano y saxo ('Processions')… y un cierre apoteósico, épico ('Emotions'), con la voz rugiente de Chappo, coros, piano, campanas, crescendos…, los Beatles maridando con Pink Floyd y hasta Jerry Lee Lewis. Un disco caleidoscópico, una verdadera delicia sonora.

Luego, su discografía, atizada por los cambios de músicos, las broncas en el escenario, con un Chapman huraño y lunático, experto en destrozar micros y panderetas, las peleas con promotores y mánagers… sería otra cosa, pero no menos interesante, como la serie de Lp's que siguió: 'A Song For Me' (1970), 'Fearless' (1971), 'Anyway' (1971), 'Bandstand' (1972) y 'It's Only A Movie' (1973). Historia mesolítica, aunqueo sin telarañas. Uy, si hoy un 'indie' editara un disco como 'Family Entertainment'...

Ah, la caja recopilatoria, 'Once Upon A Time', con 14 discos, incluido un concierto del 71, un libro de 72 páginas, una revista repasando la historia del grupo y la misma firma de la caja por Roger Chapman, que se ha encargado de la edición, debe ser más que atractiva, pero el precio no es de estos tiempos de crisis: por arriba de los 150 euros. Solo se han fabricado 2.000 unidades.

Aquí, el disco 'Family Entertainment' completo:

http://www.youtube.com/watch?v=vMTb7vUawr0

Etiquetas
Comentarios