Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

La lentitud como arma de seducción, Low

Estos no corren ni ante un mihura o así se encuentren con un incendio de cara. Slow hubiera sido su nombre más adecuado, en vez de Low. Las canciones de este trío mormón de Duluth, que grababa sus discos en la misma iglesia de su ciudad, se desarrollan de forma perezosa, como si un ligero viento soplara a una nube, pero preciosista, cantadas a dúo o por separado por el matrimonio que lleva las riendas, Alan Sparhawk (guitarra y voz) y Mimi Parker (batería y voz), que hilan hipnóticas armonías vocales sobre melodías apacibles aunque alguna vez salte un sarpullido de distorsión. Así llevan veinte años, con excelentes discos como el de debú, 'I Could Live In Hope' (1994), 'Long Division' (1995), 'In The Fistank' (2004)… hasta una decena en total, y con esa lentitud y ese ritmo procesional que a veces resulta exasperante ('Trust' /2002), elementos con los que se han coronado apropiadamente como los 'reyes del slowcore'.

El décimo álbum, 'The Invisible Way', ha llegado este año con la producción de Jeff Tweedy, de Wilco, lo que no significa que el trío (en esta ocasión, con el bajista Steve Garrington) se haya sentido atacado por un tornado de electricidad, bien al contrario, sigue en su línea, o sea, esa proverbial placidez, esa paz que desprenden sus canciones y que tanto halaga a Sparhawk cuando se lo recuerdan.

Ahora, hay un tono más limpio en las canciones, son más visibles las duplas vocales del matrimonio y sobre todo la esposa tiene más protagonismo en solitario: cinco canciones se marca ella sola. Al final, con 'On My Own', se dispara el sonido pero no por velocidad sino por un sopetón de distorsiones guitarreras, lo que no es óbice para disfrutar de su álbum más melancólico y eclesial. A su lado, gente como Smog son velocistas olímpicos. La lentitud también es un arma de seducción.

A mitad de mes el trío tocó en Zaragoza con una respuesta de público deficiente. Era mitad de semana y estamos en crisis. Discos como estos se disfrutan mejor en casa. Debió ser eso.

Este es el primer single, que, como al trío ya le incomoda la etiqueta 'slowcore', ha acelerado un poquito más de la cuenta apoyándose básicamente en el piano, que toca el mismo bajista:

http://www.youtube.com/watch?v=5rAdzJ1U0RU

Etiquetas
Comentarios