Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Diario de la infamia (21 de marzo de 2003)

Hace 10 años empecé Diario de la Infamia coincidiendo con el inicio de la invasión en Irak. Durante un mes escribí cada día un artículo criticando duramente aquella guerra contra un criminal y genocida llamdo Sadam Husein. A pesar de que mis artículos pudieron molestar a los dueños del diario jamás recibí ninguna recomendación para que cambiara el tono de mis artículos. Durante estos diez años he regresado muchas veces an Iraq y he visto como el país se iba desangrando.

LLUVIA METÁLICA ( Publicado el 21 de marzo de 2003)

No se asusten con esta sopa de letras y de números. Tiene que ver con la lógica de la guerra moderna.  Con el arte de la muerte en la salvaje oscuridad. Tomen una prudente distancia.

Aviones de ataque: F-14 (Tomcat), F-15 (Eagle), F-16 (Fighting Falcon), F/A-18E (Hornet), F117A (Nighthawk), A-10 (Thunderbolt), S-3B (Viking), A-4 (Skyhawk), AV-8B (Harrier), AC-130H (Spectre), AC-130U (Spooky);

Bombarderos: B-2 (Spirit), B-52 (Stratofortress), B-1B (Lancer); Aviones de transporte: C-5A/B (Galaxy), C-141B (Starlifter), C-130 (Hércules); Aviones espías, de guerra electrónica y abastecimiento: E-2C (Hawkeye), A-6E (Intruder); EA-6B (Prowler), KC-135R (Stratotanker), U-2R.

Helicópteros de ataque: CH-46/47/53 (Chinook), AH-1W (Cobra), AH64D (Apache), AH-6 (Defender), OH-58D (Kiowa), UH1 (Huey), SH-60B (Seahawk), H-3 (Sea King), CH-53 MH (Sea King), Black Hawk.

Misiles de crucero Tomahawk, Storm Shadow y Jassm, bombas “inteligentes” GBU-24 (Paveway-III) y GBU-32, bombas de racimo CBU 97, bombas incendiarias Moab, bombas guiadas por láser, bombas perforantes, bombas E.

V Flota USS Enterprise, VI Flota USS Gettysburg, VII Flota USS Carl Vinson, Portaviones Roosevelt, Midway, Ranger, Saratoga, destructores, fragatas, buques anfibios, submarinos, buques de rescate, barcos de apoyo.

82 y 101 División Aerotransportada, 24 División de Infantería Mecanizada, 1 División de Caballeria, 4 División de Infantería, marines, rangers, ratas del desierto, comandos de la Fuerza Delta; fusiles M4 con visores telescópicos M68 y visores láser PEQ2A, cargadores, cinturones de granadas, bayonetas, linternas, máscaras contra ataque químico y biológico; Carros de Combate M-1 Abrahms, Vehículos de transporte de tropas General Bradley, M-2 y M-3

Estos son los argumentos de la muerte. El armamento más sofisticado y mortífero de la única potencia militar que queda en el mundo, capaz de saturar y destruir las comunicaciones del enemigo en unas cuantas horas. Por anuncios rimbombantes ya sabemos que el bombardeo inicial ( lo de ayer fue un simple preámbulo cuyo objetivo era la cabeza del dictador Sadam Husein) será diez veces más intenso que el de la anterior Guerra del Golfo, hace doce años. Para que el avance terrestre sea rápido y haya el menor número posible de bajas militares. Una lluvia de fuego que haga temblar los cimientos más sólidos, que resquebraje las defensas anímicas. Enfrente, los argumentos de la vida: las víctimas anónimas que esperan silenciosas, agazapadas en la penumbra.

El maestro Sunzi escribió hace 2.300 años un impecable tratado que llamó “el arte de la guerra”. En aquel tiempo los combates eran tan dramáticos como hoy, pero había una lógica de la guerra y una paridad entre las fuerzas que luchaban. Los militares combatían contra los militares. Los estrategas sudaban su salario. Los políticos eran menos cínicos. A la guerra se le llamaba guerra y no se adornaba con palabras huecas. Los combatientes también evitaban víctimas civiles e inocentes.  El legendario estratega escribió: “En la guerra es preferible preservar un país y un ejército que destruirlos. Obtener cien victorias sobre cien combates no es lo mejor. Lo más deseable es someter al enemigo sin librar batalla con él”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión