Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - Al Alba

por Mariano Gistaín

Debate y señora gallega

Se celebra en el Congreso la gran verbena de los dos partidazos en cuyas manos y sobres hemos abandonado España.

El discurso de Rajoy, leído, está OK. Quizá le sobra eso de "Miren".

Las cifras son todas falsas, según la tradición hispana (que no nos gusta echar cuentas y que la estadísticas se tratan a bulto). Pero hay mejoría.

Desde junio pasado hemos mejorado, hemos sacado la cabeza y parece que es cierto que se esquía a tope. Eso no se puede fingir. Los mercados deberían ver lo bien que esquía España más o menos dopada de finde.

Los partidazos han barceneado lo justo para cumplir, todo dentro de un orden y de un sistema bivalvo. De acuerdo en extorsionar al empresario y crucificar al empleado-parado-emprendedor. Lo meten por un tubo y sale por el otro lado convertido en un flamante autónomo. Si es menor de 30 años goza de las mejores frases. Entre esa edad y la improbable jubilación hay una zona innombrable abocada a la lata de gasolina o al rastrojeo de container. Todo esto es universal (Amazon en Alemania ya opera en modo China, que es el modelo estándar) y los partidazos bivalvos, barcenizados hasta el adn (ya equino) bastante hacen con renunciar al confeti, que ya es un sacrificio.

Después de la verbena los partidazos se van a cenar juntos a comparar sus iphones y sus ipads, y así se ahorran a los espías. Y el Rey sin poder sacar la moto.

Pero, lo que son las cosas, la atención se la ha llevado la señora gallega de 82 años que se resiste a abandonar su casa. Y los bomberos, que se sublevan.

___

El paripé es todo para los mercados. Y los mercados comprenden que hay estabilidad institucional y que se cumplen los ritos.

Etiquetas