Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Árboles protegidos

El Ayuntamiento de Zaragoza aprobó el mes pasado la propuesta de ordenanza municipal del arbolado urbano, que regulará las actuaciones sobre el arbolado en materia de protección, conservación y catalogación. Hace falta, sobre todo tras la pérdida de valiosísimos ejemplares que por accidente o dejadez se cortaron en los últimos cinco años. Esta nueva ordenanza prevé proteger aquellos árboles que destaquen por su singularidad, rareza, interés cultural, ambiental o social. Además, el Ayuntamiento elaborará un inventario general de arbolado urbano en el que se hará constar, para cada ejemplar o agrupación, la especie, localización, procedencia, fecha de plantación e incidencias. También necesario, en vista de la gran cantidad de alcorques que todavía están vacíos en la ciudad.

Zaragoza tiene dos problemas respecto a su arbolado: la mala elección ocasional de las especies y las muertes por comportamiento incívico. En el primer caso, resulta triste el empeño de plantar árboles como el cercis siliquastrum (árbol del amor) o ciruelo rojo (prunus pisardii) que no dan sombra y apenas florecen. En el segundo, y a pesar de que hay ordenanzas que castigan las agresiones a árboles y plantas, es común ver ramas tronzadas y setos revueltos. Aún queda por avanzar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión