Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

El Roscón sale a la calle de nuevo: ¿piden demasiado los músicos?

• Crear y potenciar un Pacto entre Músicos.

• Creación de la Casa de la Música, o lo que es lo mismo, una oficina en la que se informe y asesore a gente relacionada con la música profesional o no, músicos, promotores, salas, público...

• Que desde las instituciones públicas, no se pongan más trabas a los establecimientos y asociaciones que desarrollan una actividad cultural importante desde hace años.

• Que desde las instituciones públicas, se apueste realmente y se preste atención a TODA la música que se hace en esta tierra, de todos los estilos y grados de consolidación.

• Realizar un gran Concurso Musical Aragonés, con más apoyo a los grupos, semifinales regionales y de distintos estilos, además de mejores premios.

• Centros cívicos totalmente gratuitos para propuestas culturales locales en eventos organizados sin empresas intermediarias con finalidad lucrativa. Que se mejore la infraestructura de los Centros Cívicos que carecen de las condiciones necesarias para poder realizar conciertos mínimamente aceptables de calidad. Que al menos uno esté gestionado por una entidad de músicos.

• Mejorar el horario de las instalaciones destinadas a ensayo, especialmente en las fechas festivas y/o propensas para realizar conciertos a la hora de coger y recoger el material, y mejorar la gestión de listas de espera.

• Total transparencia a la hora de disponer del estudio de grabación del Centro de Historias, y al conceder subvenciones en la música, al igual que estas últimas aumenten.

• Que desde las salas de programación, y los programadores privados, se valore y dignifique el trabajo que hacen todos los músicos locales, también a quienes empiezan, y se les ofrezca unas condiciones dignas para realizar sus actuaciones.

• Que se generen permisos especiales y excepcionales, en conciertos que puedan tener una asistencia importante de público menor de edad y estos puedan asistir libremente o acompañados.

• Despertar interés social sobre la situación de la música en Aragón y sobre el trabajo artístico de las distintas propuestas musicales aragonesas. Que la gente de a pie conozca lo que hay en su ciudad y que acuda a los conciertos a apoyar la música.

• Que se amplíe la difusión musical y que englobe a todo tipo de sonidos, corrientes, niveles de calidad y grado de consolidación, por parte de todos los medios de comunicación, especialmente desde la radio pública. Que se equipare la atención prestada con los estilos de música que apenas son tenidos en cuenta con los más comerciales, sin que haya ningún veto ni a grupos ni a asociaciones musicales.

• Mayor importancia de la enseñanza de la música en todo tipo de centros educativos y de formación. Crear estudios de Música Moderna reglados disponibles y asequibles en Aragón.

Son las reivindicaciones del Roscón Rock, que un año más -el noveno- vuelve hoy a la calle para lograr la mejora y dignificación de la música pop y de sus ejecutantes. Quizá demasiadas peticiones, que pueden solapar unas a otras y despistar a los destinatarios de la reivindicación, pues aunque nunca está por demás explicitar los problemas al máximo, igual sería más productivo centrarse en dos o tres cuestiones  y pelear por ellas no solo hoy sino todo el año. Es algo que se me ocurre -ya no para esta edición, obviamente, pero sí para otras próximas- convirtiendo por unos minutos el blog en un 'think thank' rosconero, con permiso de los organizadores.

Pues hay otra cuestión que viene a la cabeza al ver el listado y que seguramente alguien ajeno a la música opinará con carga más profunda y hasta malévola: "¡pues no piden nada estos rockeros!  ¡Con la que está cayendo (frase hecha) y vienen estos a pedir una casa de la Música, concursos subvencionados, programas en la tele pública...! " ¿Es excesiva la tabla? ¿Piden demasiadas cosas los músicos? ¿Viven en la utopía? Lo dejo para el debate.

Como dejo también para el debate el hecho, un año más, de ver las actuaciones-acciones de protesta inmersas en el programa oficial del día. Ya se sabe, y así lo significa claramente la organización', que "el Roscón Rock no lo organiza ninguna institución, ni el ayuntamiento, ni ningún colectivo de ningún tipo, lo organizamos gente normal y corriente, mayoritariamente músicos o amantes de la música", pero a mí personalemnte me sigue chirriando verlo mezclado con el tragachicos, los cabezudos, los zarapeludos, el reparto de roscón o la animación infantil, es decir, entre los actos oficiales organizados por el Ayuntamiento. Pese a la advertencia de la organización, no debiera permitirse que el concejo tome el Roscón como acto propio, incluyéndolo en los actos del día, cuando precisamente es hacia él al que van dirigidos algunos dardos (dígase lo de los Centros Cívicos gratuitos). Es un contrasentido. El asunto colea desde años atrás.

Bueno, que el frío sea leve, y a ver si el viento rosconero trae buen provecho, que algunas cosas, como también señalan los organizadores, ya se van encarrilando y hasta consiguiendo. Como la web propia del Roscón www.rosconrock.com parece que  ha desaparecido, remito al foro de Aragón Musical para consultar más detalles, entre ellos, los grupos participantes, que andará por el medio centenar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión