Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - Al Alba

por Mariano Gistaín

El problema Bárcenas es la solución

Rajoy tiene en casa la solución al problema. En casa no, en la sede del PP. Este Luis Bárcenas, que se presenta como un problema, es la solución. Primero, es un lince para acumular dinero, que es justo lo que falta. Así que Rajoy lo que tiene que hacer es poner a Bárcenas al frente de un Superministerio de la España B. Bárcenas controla esa España en negro que es la que maneja y evade los millones que nos faltan para salir a flote. Esos millones que Montoro no ha sabido hacer emerger con su amnistía de papel de fumar. Una de las dos Españas ha de helarte la cartera y Bárcenas controla ese parné elusivo. Un hombre de la casa. Ni siquiera hay que ponerle despacho, ni coche oficial,  porque ya los tiene.

La España B necesita para blanquearse a uno de los suyos. La verdad es que el dinero negro estresa bastante a sus dueños, siempre de aquí para allá con sobrinos, novias, contables y testaferros brincando de paraíso fiscal en paraíso fiscal. Que ya no son lo que eran, porque cualquier día sale un informático wikileakista y filtra el pendrive con mil defraudadores.

Así que es el momento ideal para poner a Bárcenas al frente del autorrescate del dinero negro. De él se fiarán porque es de su misma estirpe. Volverán los millones escamoteados, el PIB se pondrá reluciente y lustroso y la prima se quedará en nada. De paso se rehabilita socialmente a Bárcenas sin necesidad de empotrarlo en Telefónica y se evita que se ponga a esparcir detalles poco edificantes.

Etiquetas