Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - Cuarta dimensión

por Carlos Bogdanich

Otra Navidad que ya es decir

papa simpson
papa simpson

Busca en la bolsa 'Santa Claus' que seguro hallarás un regalo de ilusión para los que esperan que la vida sea mejor...

Está claro que todos lo estamos esperando pero ¿nos podemos fiar de un "rechoncho" que fustiga a inocentes renos, que vendió su imagen para "la chispa de la vida" y que nos hace correr desorientados en los "grandes almacenes" año tras año?...

Querido Papa Noel:

Este año no quiero que me traigas la última play ni un nuevo móvil con colores. Te pido que le des a mis padres el regalo más preciado que creas tú. Yo no se cual puede ser, tiene que tener algo que los haga felices. Últimamente casi ni me hablan y entre ellos solo discuten. ¿Podrías traerle algo con lo que puedan jugar conmigo?...

Y "papa noel" como no es tonto, a veces, inmediatamente se puso a la obra en buscar el regalo más preciado para alegrar la vida de ese niño y de tantos otros. Buscó y buscó, analizó y analizó, consultó a todos los gremios y "sindicatos" asociados a su obra. Cada minuto que pasaba el "pobre santa" desesperaba por no encontrar solución al requerimiento. De repente le surgió una idea...

Si consulto en la red  hallo la respuesta con toda seguridad... Y ahí lo tenías al "santa" dale que te pego de web en web y de link en link. Los renos impacientes, ya que se acercaba la hora de salir a repartir "sueños" en cajas adornadas de papel multicolor, su cornamenta se cae para diciembre y su estómago tiene cuatro cavidades, no podían soportar la ineptitud del decrépito anciano. 

Raudo y veloz, al darse cuenta de la sublevación a la que se exponía, trató de calmar el ánimo de los 'cérvidos' con promesas que no cumpliría... 

Los "animalicos" en cuestión, se "tragaron" el discurso mientras masticaban musgos, hierbas y líquenes. Pero el dilema fundamental no estaba zanjado, aún "santa" no había encontrado solución al pedido del niño que esperaba ilusionado.  

Su ira aumentaba y no soportaba el más mínimo reproche por parte de sus allegados. Se halló tan solo que llegó a "aplastar"  lo poco bueno que tenía a su alrededor. En un momento de lucidez, pensó para sus adentros: ¡Qué navideñas cosas estoy haciendo!... No encuentro el regalo, el tiempo se me está acabando y encima destruyo a los que me llevan "a corderetas"... Como no saque "rasmia" lo tengo claro...

Pues así de claro lo tenía y así se estampó. Los años no pasan en vano, lo sembrado crece y hace falta un buen recolector. Pero si siembras en campo ajeno o lo tuyo no es 'sembrar', consulta a los Reyes Magos que ellos de antaño saben hacerlo y encima, traen regalos de verdad... 

Felices pesadillas navideñas...

Si quieres leer más de la Navidad y su simbología, pica en la Categoría 'Historia Comparada' y entra el el post titulado "Árbol de Navidad en Crisis".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión