Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - Al Alba

por Mariano Gistaín

Serpiente de dos cabezas

En Carolina del Norte ha aparecido una serpiente con dos cabezas, una en cada punta del cuerpo. Es un buen augurio, significa que se ha acabado el ciclo de la serpiente que se muerde la cola, el círculo vicioso, emblema de estos años.

Semana Wyman: informe sobre los bancos. Buscamos respuestas en cálculos meramente renales.

Hoy pretenden rodear el Congreso de los Diputados, lo que da una idea de que la desorientación no es exclusiva de los gobiernos: es universal. El Congreso es un almacén de iPads. El poder se ha evaporado, pilota desde las sombras.

Pedimos cosas que se desvanecen: independencia, Estado, Congreso. No sabemos a quién dirigirnos. No hay nadie. Lo dice el artista chino Ay Weiwei: "no sé contra quién lucho". (No es disidente: China es disidente de él).

La serpiente de dos cabezas, una a cada lado del cuerpo, simboliza esta época bifronte: hacia adelante y hacia atrás. Algo nace y algo se acaba. El Eccehomo de Borja es el humano doliente y divertido, también tiene doble cara, estamos en el quicio de dos eras geológicas. Cambio climático interior, mutamos cada segundo.

La clave es ver la abundancia, que está por todas partes, atomizada, vaporizada. Lo único difícil de conseguir es dinero: lo demás sobra. Coches, casas, pisos, ordenadores, servicios, ideas, objetos... Corralito síquico. Superabundancia superflua inaccesible. Tantas cosas caducando solas.

La serpiente y el Eccehomo invitan a mirar a los dos lados. La serpiente es Europa, que tira adelante y atrás. Al final tendrá que decidirse a ir en una dirección.

La serpiente ha roto el círculo vicioso, ya ha dejado de morderse la cola.

___

Todo efecto produce su causa

(Este post está vivo)

___

Introducción a los demás

___

Breve regreso a la edad media

Aragón amplía su frontera

Etiquetas