Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

El lujo del vinilo actual

Hay un renacimiento innegable del vinilo. Buena parte de los artistas actuales tienen la sana costumbre de editar sus discos, además de en formato cedé, también en elepé; las reediciones en grandes cajas de viejos álbumes se acompañan, de forma habitual, con el original en vinilo e incluso enriquecido con temas extras; marcas exclusivamente dedicadas a la venta por Internet de estos añosos artefactos aumentan con alegría sus catálogos (ver el nutricio catálogo de sundaze.com), e incluso pequeños sellos independientes zaragozanos, como el recién nacido Go! Mongo Records, riegan el invento con ediciones únicas en plástico. Impensable hace un par de décadas, cuando el CD barrió por completo al vinilo. Entonces se daba por hecho que, como el disco de piedra, el vinilo pasaba a mejor vida. Nada más lejos. Y con esto no es que me declare un fundamentalista o un nostálgico del formato, pues creo que ambos –cedé y vinilo- son compatibles y cada cual tiene sus pros y sus contras.

No se queda la cosa ahí, en lo que concierne al vinilo. Con este resurgir –y aquí mi sorpresa mayor- se están viendo unas ediciones apabullantes, con presentaciones gráficas magníficas y envoltorios en cartón duro y brillante, pero a la vez con algo mucho más importante: las galletas, fabricadas en 180 gramos, o sea, en rodajas de plástico grueso y pesado que permiten una mayor profundidad y anchura de los surcos, lo que genera una calidad de sonido fantástica, sin apenas chisporroteos ni ruidos molestos al friccionar la aguja sobre el plástico. Alta fidelidad pura y limpia.

Coger, palpar, sopesar un disco como el doble de Héroes en Alemania, la reedición del 'Achtung Baby' de U2, las lujosas recuperaciones de Blues Magoos o Left Banke, la edición especial en doble vinilo del glorioso primer álbum de The Stooges… y, sin ir más lejos, las recientes publicaciones en vinilo de los últimos discos de Leonard Cohen, Amaral, Auserón…, por citar algunas de las ediciones últimas que tengo en mis manos, es algo que anonada. ¡Cómo pesan los condenados, pero qué placer sostenerlos, abrirlos, acariciarle el lomo, olerlos, delectarse con el grafismo y los créditos! Nada que ver con las ediciones de antaño.

Eso que nos perdimos, especialmente en España, tras los estragos de la crisis del petróleo del 73. Las discográficas, obligadas a reducir gastos, cuidaron más la chequera que el disco, por lo que el mercado se vio invadido de plásticos deplorables: delgadísimas rodajas prensadas casi a zapatazos, con unos surcos estrechos y sin profundidad que impedían el encaje profundo de las agujas y que producía continuos siseos, carraspeos, distorsiones y otros nocivos ruidos. Las series baratas (me viene a la memoria la famosa, en tiempos, de Línea 3 de la RCA) cometieron desmanes intolerables.

Afortunadamente, en este tiempo, el retorno del vinilo se ha producido con otras hechuras, con un cuidado exquisito en el 'planchado'. Es una forma 'nueva' y muy atractiva de presentar la galleta y el envoltorio. No extraña que las generaciones más jóvenes lo demanden, aunque sea de forma minoritaria: han descubierto otro mundo. ¡Qué pena que hace 30 años no se hubiera hecho lo mismo! Es posible que hoy, ante la acumulación, hubiese que reforzar paredes y pilares de alguna casa, pero nuestras discotecas estarían más fornidas y saludables. Son caros, mas animo, a quien la desconozca, a vivir la experiencia de hacerse con un vinilo de ahora, abrirlo, colocarlo en el giradiscos, leer los créditos y 'visualizar' la música mientras la galleta gira en el plato. Ya me contaréis.

Aquí, una cutrez de vídeo casero para poner los dientes largos o anatematizar el vinilo para siempre... Y de camino, disfrutas del inicio de uno de los discos más soberbios de la historia, el primero de los Stooges y su rocoso 'No Fun'. Sonido ambiente. ¿Has oído, por cierto, el más mínimo ruido o friteo? Seguro que no. Milagro de los 180 gramos.

http://www.youtube.com/watch?v=pOkAFXuUafU&feature=youtu.be

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión