Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Un monumento de Leonard Cohen

Nuevo y sublime, sacramental, disco de Leonard Cohen: 'Old Ideas', publicado la semana pasada. Pero una decepción, de entrada: no aparece la bandurria de Javier Mas, y ni tan siquiera su nombre en los créditos, con lo que la mediterraneidad con la que el aragonés pintó la pasada gira del poeta se ha evaporado. Algo sorprendente y extraño, dado el relevante papel que Javier tenía en el grupo. ¿Por qué le habrá dejado fuera? ¿Cómo ha podido prescindir de un instrumento que dejaba boquiabierto al público y al mismo Cohen: ¡si se le ponía de rodillas cuando atacaba un solo! Una incógnita sobre la que nadie reparó cuando el canadiense hizo en Londres la única presentación a los medios que ha hecho hasta ahora, pero que, a poco que se le haya seguido, se echa de menos enseguida. Habrá que investigar.

Mas, superada esta inesperada ausencia, en este disco se abre un mundo sonoro inmaculado, completamente diferente hasta lo ahora ofrecido, con la paleta instrumental ampliada incluso a instrumentos inéditos: la trompeta luce primorosa y tristona en el majestuoso vals, 'Amen', respuesta contemporánea a su viejo 'Hallelujah', ay, ese momento en que confluye con el violín es de una majestuosidad superior. También aparece la vieja melódica, ¿o es una armónica?, no, creo que es aquella melódica, la de la yenka, sí…., asomando solemne en 'Lullaby'. Aclaradme el oído... Llamativo resulta también el cuadrado y seco ritmo, cercano a su discípulo Nick Cave, de 'Different Sides', una broma de septuagenario que ya canceló las pretéritas 'various positions': "Tú quieres cambiar la forma en que hacemos el amor, yo prefiero dejarlo como está'.

Son las cuerdas, sin embargo, las que más presencia tienen en el álbum, almohadillando prácticamente la mitad de las canciones, algo inédito en la sonoridad del canadiense. Ay, ese dolorido celo de 'Show Me The Way'… Curioso, sin embargo, cómo este sereno almohadillado se pincha con la carga de bombo de 'Darkness' –ojo al vecino de abajo-, la pieza que, a su vez, anuncia otra novedad: la entrada, por vez primera, del blues en la paleta estilística del cantante. Blues pantanoso que reflota en el imponente 'Banjo', con guitarra, piano y clarinete poniéndole pimienta. A 'Crazy To Love You', se ha optado por dejarla desnuda, regresando al Cohen escueto de 'Songs From A Room'. Todo un mundo de sensaciones sonoras y literarias las que emanan de esta joya. También personales: "No tengo ningún futuro. Sé que mis días están contados. El presente no es agradable. Tengo muchas cosas que hacer, pensé que el pasado me duraría mucho tiempo pero apareció la oscuridad", canta en 'Darkness'. Con 77 años, ¡qué otra cosa se puede cantar! Bueno, queda el recurso del humor: “Me gusta hablar con Leonard, un deportista, un pastor, un vago cabrón con traje”, ironiza en la pieza que da entrada al disco, 'Going Home'.

Queda la voz. Pese a la losa del tiempo y de que su voz ya no respinguea por las notas altas como antes (paradigmático 'Halleluhaj'), Cohen se muestra lozano, cantando en un tono más profundo y depresivo que nunca un disco que él denomina como el 'manual de la derrota'. Ya su tímbrica es proverbialmente conocida como la más grave del orbe canoro, pero aquí es que baja varias notas más hasta lograr una profundidad que nunca antes se había logrado en el folk, el pop o el rock, un detalle que aún resalta más la mezcla sonora, subiendo su plano y bajando el de los instrumentos, lo que obliga a la escucha del disco a alto volumen. Las encantadoras hermanas Webb le ponen intensa luz a este retrato sombrío de la derrota en diez canciones para cerrar los ojos, como hizo durante toda la escucha de presentación a los medios, y masticar la majestuosidad, la profunda exquisitez, el alma de un poeta al que se le han muerto las neuronas de la ansiedad y el desasosiego, pero no las de la creación. Un monumento.

Ojo al minuto 4:10

http://www.youtube.com/watch?v=aAbEeoxsaRc&feature=related

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión