Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Kitty, Daisy & Lewis: ¿una alucinación?

Matías Uribe 21/12/2011 a las 03:09
Etiquetas

Posiblemente, si no te va el asunto o desconoces el lejano pasado, cuando veas una foto u oigas una canción suya, enseguida te asalte un pensamiento displicente del tipo: ufff, qué carrozada del siglo pasado. E incluso que mires el almanaque, por si estás sufriendo alguna alucinación y el tiempo haya retrocedido a 1955, el año en el que se oficializó el nacimiento del rock'n'roll. Suena el primer álbum de Kitty, Daisy & Lewis y da la sensación de que estamos en aquella época, viviendo una fantasmagoría: sonido genuino de los cincuenta y ropajes y peinados de entonces. Sin embargo, la fecha inserta en el cedé te despertará de cualquier delirio mental: 2008.

O sea, hace tres años que tres criaturas de 15, 17 y 19 años editaban este disco con canciones que escuchaban sus abuelos en los cincuenta. Otros tres años antes, habían grabado su primer single, 'Honolulu Rock', una versión, como prácticamente son todas las piezas del álbum, versiones de hace más de medio siglo, bandeándose entre el hillbilly, el country, el R&B, el boggie, el blues... y hasta la música hawaiana. Asombra la vitalidad y el genuino ardor que le echan, aunque en piezas como el clásico 'Got My Mojo Working' asomen rastros todavía infantiles en la voz de la cantante Daisy.

Gente de hoy pero con las espuelas musicales en otro tiempo. Por no saber, ni saben (eso dan a entender) qué es un iPod o un mp3. Lo suyo es 'vintage' infeccioso que se mete hasta en lo tecnológico: el disco se grabó en el dormitorio de la criatura mayor, quien, a base de piezas antiguas analógicas, se montó su propio estudio. Tiene su explicación, aquello de 'de casta le viene al galgo'. Los tres, con genes asiáticos aunque nacidos en Londres, son hermanos e hijos de familia musical. El padre es ingeniero de sonido y la madre tocaba la batería con The Raincoats. Ambos les guían e incluso salen al escenario a tocar junto a sus vástagos. Familia unida, familia feliz, que decía un viejo slogan. Tiene guasa: hace 55 años, a los hijos que querían tocar rock'n'roll, los progenitores les soltaban un guantazo, hoy les dan clases particulares.

Este año, el trío ha soltado su segundo álbum, 'Smoking In Heaven', ya con todo piezas propias y manufactura analógica y en la que la paleta estilística se ha abierto a otros géneros que también le privan: el jazz y sobre todo el ska, el rock steady y el calypso. Quizá esto fastidie a puristas y a quienes hayan tomado a un grupo como este como si fueran un eslabón entre Hank Williams, Stray Cats e Imelda May, como si solo el rockabilly habitara en ellos. Nada más lejos: “Nosotros no pertenecemos a escena alguna, no somos una banda de rockabilly”, han sentenciado por si acaso. No son puristas del rockabilly, pero cuán genuina resulta su estampa y cuánto se disfruta una música como esta por poco original  que parezca y lo añosa que es en su origen. Da igual. Me encantan estas alucinaciones.

http://www.youtube.com/watch?v=dckn-TJZtd8&feature=related




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo