Blog
Suscríbete

El riego antes de la recolección

mel
mel

En tiempos de recolección hay que tener cuidado con los riegos en las hortalizas de nuestro huerto. Todos hemos visto cómo tomates, sandías o melones se rajan sin motivo aparente. Pues bien, todo ello viene ocasionado por un exceso de agua cuando la hortaliza ya está madura.

Para evitar estos problemas hay dos soluciones. Una sería implantar un riego a goteo donde la cantidad de humedad en el suelo no varía de forma brusca. La segunda sería pasar a recolectar los frutos del huerto a los que todavía les falta un par de días para acabar la maduración y, posteriormente, regar. Los frutos recolectados prematuramente los dejaríamos terminar de madurar en casa, así evitaríamos que se echaran a perder.

Tampoco hay que preocuparse por nuestros cultivos al final de su ciclo, ya que las plantas comienzan a secarse, y puede aparecer araña roja u otros problemas. A las plantas les pasa igual que a las personas cuando ya son ancianas: "todo son achaques". Por ello no debemos obcecarnos en utilizar productos químicos para que aguanten un par de semanas más. Debemos recordar siempre que todos los productos químicos que aportemos irán acumulándose en los alimentos y, luego, en nuestro organismo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión