Despliega el menú
Blog
Suscríbete

¿No sabe que plantar? Pruebe un membrillero

Todoterreno. Siempre sorprende cuando alguien asegura que en su jardín "no crece nada, el clima es tan malo y hace tanto viento, que no puedo plantar nada". Para ellos, llega aquí la solución perfecta, un membrillero que alegrará la primavera con sus flores, aromatizará el verano con el dulzor del fruto y llenará los estómagos en invierno a modo de dulce y mermelada. El membrillero aguanta perfectamente el clima aragonés, siempre y cuando se le riege como a cualquier otro frutal. Incluso en climas un poco más húmedos no hace falta regarlos, por lo que es habitual verlos llenos de frutos en parcelas abandonadas.

El membrillo es muy ácido y duro y no se puede comer crudo. Lo mejor es cocinarlo y hacer con él el popular dulce cocido o una mermelada. Su jugo se ha utilizado tradicionalmente como antiinflamatorio y que en tiempos se aplicaba en la boca para curar las llagas.

Ya sea por su capacidad para crecer y fructificar, se consideraba antiguamente al membrillo  símbolo de la fertilidad y griegos y romanos solían comer a medias un membrillo para sellar su unión amorosa. Incluso las famosas manzanas de oro que tuvo que robar Hércules en sus pruebas para llegar al Olimpo eran el fruto de un membrillo que había plantado Hera en el jardín celestial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión