Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Las secuoyas que sirven para detener a los rayos

Gigantes. La secuoya se encuentra entre los árboles más grandes del mundo, junto con el eucalipto australiano. Algunos ejemplares han superado los 95 metros de altura, con troncos que tienen un diámetro de casi 18. También alcanzan una gran longevidad y se calcula que ejemplares californianos tienen más de 2.700 años.

El poder de la secuoya ha fascinado desde hace siglos al ser humano. Se la considera protectora, porque siempre es la primera en recibir el impacto de un rayo. Y poderosa, porque ni siquiera semejante descarga eléctrica y el posterior incendio puede acabar con su vida.

Los indios californianos veneraban a las secuoyas y jamás las cortaban. Solo aprovechaban la madera de los ejemplares que caían de manera natural. Todo esto cambió con la llegada del hombre blanco y su imparable maquinaria, que derrumba árboles en pocos minutos.

Actualmente, la deforestación ha hecho mella en las secuoyas y apenas queda un 4 por ciento de los grandes bosques. Afortunadamente, es un árbol prolífico que expulsa semillas de manera explosiva ininterrumpidamente durante 20 años. No se sabe cómo funciona este mecanismo, aunque los indígenas aseguran que es la respuesta del árbol a las canciones populares que se cantan bajo su copa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión