Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Última hora

Al menos tres heridos en un atropello múltiple en Casetas

¿Un 'stradivarius' en Zaragoza?

Mariano García 23/11/2010 a las 00:33
violin



Lo de los 'stradivarius' casi es un género periodístico, aunque la verdad es que ya hace mucho que no 'aparece' uno en Aragón. Este no tenía mala pinta (la noticia fue publicada en el 68) pero como no se ha vuelto a saber de él, imagino que sería una de esas copias de época, antiguas, que circularon a finales del XIX por Europa. O no, quién sabe. Esto es lo que contaba HERALDO:
Puede tratarse de un "stradivarius" auténtico. También puede tratarse de una perfecta imitación. De cualquier modo, puede considerarse un instrumento valioso. Está en posesión del teniente coronel de la Guardia Civil don Manuel Cavero Agorreta, y la inscripción así lo dice: "Antonius Stradivarius. Cremonensis. Faciebat Anno 1721". La desconfianza parece lógica, porque de un tiempo a esta parte vienen apareciendo demasiados "stradivarius", llegando a comprobar más tarde que se trata de simples imitaciones.
Pero en el caso que nos ocupa concurren circunstancias especiales. El violín es un dechado de perfección. Apenas tiene peso. Todas sus características exteriores lo acreditan como un "stradivarius". La inscripción interior así lo confirma. Ahora sólo resta probar su sonoridad, someterlo al juicio de los técnicos, con el fin de que acrediten su origen. De cualquier modo, el instrumento llegó a Malón hace más de ochenta años. Y allí permaneció durmiendo el sueño del olvido -"del salón en el ángulo oscuro..."-, sin que nadie se preocupara por su destino ni su origen.
Ayer visitamos a don Manuel Cavero y tuvimos ocasión de contemplar de cerca el supuesto "stradivarius". El domicilio del teniente coronel Cavero está lleno de instrumentos: acordeones, guitarras, bandurrias, laúdes, bajos... Y ahora, este violín extraordinario.

-Es que tengo cinco hijos y todos saben tocar algún instrumento. A mí también me gusta...
-Formarán una orquesta completa.
-Casi. Mis hijos ya han pensado en la posibilidad de formar el conjunto "Los Cavero".
Nos relata la historia del violín, hasta que llegó a sus manos. Es una historia relativamente corta.
-Estaba en Malón, en casa del tío Paco. Murió hace seis años y el violín llevaba con él más de ochenta. Lo adquirió a su regreso de la guerra de Cuba. Un veterinario que había en el pueblo les animó a formar una charanga. El violín -¿"stradivarius"?- recorrió más de una vez las calles del pueblo en fiestas y sus sones alegraron con frecuencia a las gentes de Malón. Luego desapareció aquella fiebre musical y el violín quedó guardado en el cuarto de los trastos viejos.
-¿Hasta que ha ido a parar a sus manos?
-Fuimos a Malón y lo encontramos medio empotrado, debajo de una cómoda. "Ahí está -dijimos- el violín de tío Paco". No tenía cuerdas ni alma. El puente estaba medio caído. Durante toda aquella mañana los niños jugaron con él. Hasta que me decidí a cogerlo y examinarlo. Estaba lleno de telarañas y la caja se había llenado de tierra. Lo limpié como pude. Luego, al soplar en su interior, descubrí una inscripción. Sentí curiosidad por saber qué decía y me encontré con la sorpresa de leer: "Antonius Stradivarius. Cremonensis. Faciebat. Anno 1721".
Los indicios no mienten, pero existe la duda respecto a su autenticidad. Porque hubo una época en que algunos constructores de violines se dedicaban a falsificar "stradivarius".
Don Manuel Cavero nos muestra algunas fotografías de "stradivarius" auténticos. El parecido es perfecto. La madera tiene las mismas características y hace los mismos visos. El ilustre Antonius Stradivarius acostumbraba a construir así sus violines...
-Creo, de todas formas, que se trata de un magnífico violín. Esta tarde vendrán a probarlo. Dicen que la sonoridad de los "stradivarius" no admite lugar a dudas. Es por lo que llegan a identificarlos.
-¿Ha recurrido al juicio de los técnicos?
-Llevé el violín a Serrano, para que lo arreglara y pusiera las cuerdas. Le llamó la atención. Entonces le invité a que leyera la inscripción que hay en el interior. "Pudiera ser -dijo-, pero es muy difícil, a estas alturas, encontrar un 'stradivarius' auténtico".
El teniente coronel Cavero espera el dictamen de los técnicos en la materia. Sabe únicamente que el violín permaneció durante más de ochenta años en Malón, en casa de su tío Paco, y que éste lo adquirió a su regreso de la campaña de Cuba.
De un tiempo a esta parte aparecen demasiados "stradivarius". Es lo que hace que nos pongamos en guardia. Pero el caso presente ofrece particularidades especiales. Es un violín olvidado, al que nadie concedió la mínima importancia. Y suele ser así, generalmente, como se producen los grandes hallazgos.
-El arco también estaba roto. Hemos comprado otro, pero no va bien. Me han dicho que en Madrid pueden confirmarme el origen de este violín. Espero el dictamen de los técnicos. Pongo el instrumento a su disposición. Yo no puedo ir por ahí en busca de su autenticidad.
Sin embargo, bien merece la pena. La inscripción interior da una pista esperanzadora.

Y mañana...
El cupletista torero... o el torero cupletista




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo