Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

Desafío a cuchilladas en Fayón

Hace unos meses decía aquí que a principios de siglo XX se cometían muchísimos más delitos 'de sangre' que ahora. Había más crímenes, premeditados o por sorpresa, pero crímenes, al fin y al cabo. Y eso que los castigos eran más duros que ahora. Se mataba, igual que hoy en día, por celos o por dinero; pero se mataba, también, casi por cualquier cosa. Lean esta pequeña información que se publicó en 1910:

En el gobierno civil se recibió ayer tarde un telegrama del teniente de la Guardia Civil D. Pío Ranui, expedido desde Fayón, participando que en el trayecto comprendido entre Mequinenza y la mencionada localidad había sido muerto el vecino de Mora la Nueva José Agüero por un sujeto que viajaba en su compañía y que también resultó gravemente herido. Por la noche se recibieron nuevos informes en dicho centro oficial, que aclaran por completo el suceso y el cual ha causado penosa impresión en aquella comarca. Los protagonistas del suceso son José Alguero, de 33 años de edad, casado, natural de Mora la Nueva y vendedor ambulante de vajilla, y Agustín Campanales Millán, de 26 años, casado también, vecino de Fabara y labrador de profesión.

Según el relato de Campanales, que fue detenido por la benemérita en el pueblo de Más de Camarasa, anteayer salieron ambos de Mequinenza con dirección a Fabara para efectuar unas compras. En el camino cambiaron impresiones sobre la venta del carro y las caballerías, no cerrando el trato hasta llegar cerca de Fabara.

Campanales entregó al Alguero dos billetes de cincuenta pesetas cada uno y un pagaré de 150 extendido a su favor. Cuando faltaban ocho kilómetros para llegar al pueblo, José Alguero manifestó a su compañero que cambiaba de ruta y se marchaba a Fayón.

-Pues si te marchas -parece le dijo Campanales—devuélveme el dinero y el pagaré.

-No puedo darte el dinero porque te he vendido el carro.

-No hemos cerrado el trato todavía y el dinero me pertenece. Además, íbamos juntos a Fabara y ahora quieres marcharte a Fayón.

-Y a Fayón voy.

Cuestionaron brevemente, sacaron ambos los cuchillos y lucharon desesperadamente a cuchilladas dentro del carro, hasta que Alguero cayó del vehículo mortalmente herido.

Varios labradores recogieron al herido, que falleció antes de llegar a Fayón. El agresor, Agustín Campanales, que recibió varias heridas en la riña, se dirigió a Más de Camarasa, donde fue detenido. El juzgado de instrucción practica diligencias para el esclarecimiento de los hechos.

Ya lo ven, por una tontería... Bueno, en realidad por un carro.

Y mañana...

Los cinco himnos de Aragón

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión