Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Grandes proyectos al vacío

Blasco y Zarzuela
Blasco y Zarzuela

Las fiestas del Pilar, día a día: el 13

Concejal de Grandes Proyectos. Hay que tener unos hombros de armario ropero para soportar el peso de nombre tan rimbombante. Quizá sea una metáfora del peso de la púrpura. Quién sabe, pero uno se apuesta el bigote a que no existe cargo igual en otra ciudad española. Aquí, sí: Jerónimo Blasco. Y no sería cosa de ironías ni jeringonzas si realmente la pomposidad cuadrara con la realidad. Mas todo lo contrario. Porque si las fiestas grandes de tu ciudad no son un 'gran proyecto', como evidencia una vez más el cartel musical -trillado, mediocre, de bisutería-, sobra la púrpura y sobra el cargo.

Mas no toda la culpa recae en Blasco, obviamente. Hay un alcalde que debiera mostrarse más exigente y vigilante, pero también  un Director de Cultura, Miguel Zarzuela, que debiera haberle puesto más atrevimiento a un cartel que sale de un Ayuntamiento del PSOE, al que, a menudo, se le llena la boca con la palabra 'progresismo'. Y esto no es progresismo sino retroceso cultural. Belloch ha sido incapaz de limpiar la emborronada página que dejó el PP de Atarés y Verónica Lope.

Seguramente que Zarzuela estará atado de manos y pies, por lo que su gestión, no puede medirse por las fiestas del Pilar: es viejo zorro y en su haber hay no pocos activos valiosísimos, desde la creación del circuito de Centros Cívicos a la fundación del Taller de Rock o la contratación de grandes figuras como los Rolling Stones. Pero, ¿y Blasco? Tránsfuga del viejo PCE -¿o era el PTE?- al PSOE, el veterano concejal tiene una hoja de servicios musicales más bien pobre: los de la Expo, que, por mucho que canten mariachis y palmeros, fueron impropios de unos grandes fastos como aquellos. Y ya no hay más. Bueno, bajo su mandato se han cerrado salas y la parroquia musiquera local le tiene en el disparadero de sus desafectos y tirrias: menuda pitada se llevó en una entrega de premios  en el Teatro Principal.

Estos días, por cierto, han coincidido con el descabezamiento de Zarzuela por el propio Blasco. ¿Gran proyecto? No, uno de los hachazos más grandes e injustos  cometidos puertas adentro del Ayuntamiento. La cultura de la ciudad se resentirá.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión