Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

DISCOTECA ABIERTA: Them y los inicios de Van Morrison

them
them

Desde que, hace unos días, escribí la entrada dedicada a las versiones 'devoradoras', entrada que surgió a propósito del 'Gloria', me anda rebotando en el cerebro el disco donde está esta famosa canción, o sea, en el álbum de debut de Them, publicado en junio de 1965 en Inglaterra, no así en España, donde ni rastro hasta muchos años más tarde. Así que lo he sacado de la estantería y, tras escucharlo de nuevo, quiero compartir con todos quienes leen este blog las maravillosas sensaciones que todavía me sigue produciendo esta gran joya del R&B británico de los sesenta.

Rebobinemos. Cuando Van Morrison grabó este álbum, tenía 19 años. Increíble que un mozalbete pudiera expulsar una voz así, tan dura y herida, pero bien es verdad que ya se había curtido, y bien curtido, en los bares y clubs de su Belfast natal, así como en tugurios de Inglaterra y Alemania, con el grupo The Monarchs. El curtido no le vino mal, pero no así las canciones que cantaba, bien alejadas de su gusto rythmanbluesero.  Razón por la que se marchó, a la busca de músicos que le quisieran acompañar en su aventura negroide. Le jorobaba cantidad que los Rolling estuvieran triunfando con la misma música que él se sabía al dedillo. Encontrados los músicos, formó Them y se marchó a Londres, reclamados por la Decca.

No le fue todo lo bien que él esperaba. En la Decca le aplacaron los humos. No querían unos Stones aún más salvajes, y aquellos irlandeses tenían trazas. En Belfast y Alemania habían callejeado, noctambulado, bebido todo lo bebible y gamberreado. El mismo Morrison alentaba al resto del grupo a dejarse el cabello largo y a explotar su imagen de 'brutos irlandeses', empapados en alcohol. Jóvenes airados, ('angry young') como ya se les empezó a calificar, a los que la Decca, aunque fuera sibilinamente, les frenó. No extraña que años más tarde, Van Morrison dijera que los verdaderos Them se quedaron en Belfast, en los tiempos  que cada noche descargaban su furia negra en el club del Maritime Hotel.

Seguramente, por ello, este álbum de debut fue menos agresivo de lo que podía haber sido. La mejor prueba es la apertura, 'Mystic Eyes', un áspero medio instrumental compuesto por Van Morrison mirando a Bo Didley y enredado en el sonido rugiente de la armónica. Esta línea de ataque, sin embargo, aun pasando por el fogoso 'Little Girl' y cerrando con el famoso rock'n'roll,  'Rute 66', quedó placada en el resto del álbum, con piezas, por lo general, más pausadas y baladísticas.

Aun así, el conjunto, con siete canciones por cara, era un trallazo de disco y de R&B blanco, con piezas como la balada 'If You And I Could Be As Two', la canción favorita de Morrison; la mentada 'Little Girl'; la quedona 'Go On Home', con aires de 'Under The Boardwalk', de The Drifters, no en vano era composición del mismo autor, Bert Berns, puesto a disposición del grupo como productor, aunque duró poco..., y, cómo no, con la luego litúrgica 'Gloria', que en directo se convertía en una larga 'jam session' de más de 20 minutos. Curiosamente, la canción había salido como cara B en el segundo single del grupo, 'Baby Please Don't Go', pasando sin pena ni 'gloria' (y nunca más apropiado), como pasó con el mismo LP cuando salió, ya que ni tan siquiera entró en listas en Inglaterra, aunque en los USA llegó a un modesto puesto 54.

El eco de los Stones y The Animals era más que evidente,  el órgano restallaba, las baladas se metían como una bala... y Van Morrison cantaba con una furia de 'bluesman', impropia de un chaval de 19 años. No triunfó, pero afortunadamente el tiempo puso al disco, también conocido como 'The Angry Young Them!', en su lugar. En la recámara del misterio queda si hasta el mismo Jimmy Page formó parte del grupo de mercenarios que, según rumores insistentes, participaron en él.

http://www.youtube.com/watch?v=X-Qn9CVnpmc http://www.youtube.com/watch?v=hV0yATP4RZs&feature=related

Etiquetas
Comentarios