Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Cianuro para las palomas del Pilar

Mariano García 10/06/2010 a las 00:43
paloma



¿Quién no ha corrido detrás de las palomas del Pilar? Esas aves han sido uno de los iconos de la infancia de miles de zaragozanos. Pero en las últimas décadas han pasado de ser amadas a, casi, casi, odiadas. Hoy se controla férreamente su número y se las aleja con sofisticados procedimientos para que no causen daños al monumento.
En los tiempos en los que se las quería, sin embargo, también hubo intentos de acabar con ellas. En febrero del 76, sin embargo, en el espacio de unas pocas horas, aparecieron más de un centenar muertas por envenenamiento. Nunca se cogió al culpable, aunque circularon rumores de todo tipo. Esto es lo que publicaba HERALDO el 17 de febrero:
HERALDO DE ARAGÓN ofreció la primicia informativa en la ciudad sobre la muerte de una treintena de palomas, el sábado, y el número ya subió el domingo al centenar. Ayer habían sido recogidas durante el día 36 en los aleros y otras 24 en la plaza del Pilar, con lo que el número se apróxima a las ciento cincuenta. La reacción general en la ciudad es de indignación. Hace diez años murieron envenenadas varios cientos y no se conoció la identidad del verdadero culpable. Parece ser que, entonces, existía un acuerdo tácito entre el Ayuntamiento y el Cabildo por el que, en caso de que el número de aves proliferara demasiado, la primera de estas corporaciones se encargaría de diezmarlas. En aquella ocasion se habló de que los bomberos se habían encargado de la operación pero, puestos en contacto con alguno de sus responsables, lo han negado categóricamente.
El caso es que los zaragozanos se indignaron con la medida, se hizo campaña en contra de la matanza a través de los medios informativos, y, como consecuencia, unas seis o siete mil palomas fueron soltadas en la plaza y han sido el origen de las que existen actualmente. Podemos calificar de mano criminal la que ha actuado en este caso, en el sentido anglosajón de la palabra, que hace sinónimo crimen de delito. Los agentes de la Policía municipal han estado presentes en la plaza desde el primer momento para evitar que alguien cometiera la imprudencia, por desconocimiento, de llevarse alguna de estas aves a su casa, pensando que había sido víctima de algún otro accidente, con lo que resultaría también envenenado.

Es necesario que sea identificado el culpable y que pague por lo que ha hecho, pues puede ocurrir que, a pesar de que son extremas las medidas tomadas, alguien logre llevarse una de las palomas contaminadas y la acción tenga fatales consecuencias.
En este mar de dudas en que está sumergida la ciudad, nos hemos puesto en contacto con el presidente en funciones del Cabildo Catedralicio, que quiere salir al paso de los rumores que corren por la capital. Por parte del Cabildo -nos dice- puedo afirmar que somos inocentes de lo que ha sucedido y nos gustaría que se llegara a saber la verdad. Y sí es cierto que se ha obrado de una manera premeditada. Queremos 'luz y taquígrafos' en este tema.
-¿Alguna posible causa?
-La campaña de desratizado que se está llevando a cabo en el río Ebro.
Nuestro entrevistado dice que son los primeros que sienten lo que ha ocurrido y que han quedado sorprendidos con la noticia.
-¿Ha sido testigo de algún incidente desagradable?
-Esta mañana cuando iban al coro los canónigos, un maestro jubilado de los que alimentan habitualmente a las palomas de la plaza, les ha increpado duramente diciendo: ¡Qué barbaridad han hecho poniendo veneno en los aleros del Pilar! Y ha dicho que tanto él como varios miembros de su familia se darían de baja como caballeros del Pilar.
-¿Pueden asegurar ustedes que nadie ha tenido acceso a los tejados de la basílica?
-Para asegurarnos nos hemos interesado por ello esta mañana, y la respuesta ha sido negativa. Todavía hemos llegado más lejos y hemos preguntado por la posibilidad de que alguien hubiera podido haber tirado algún alimento envenenado desde la torre del ascensor. La contestación ha sido también negativa, debido a que está encristalada y encierra gran peligro cualquier intento de asomarse.
-¿Ha tratado últimamente el Cabildo el tema de las palomas?
-Ha hablado de este asunto en alguna ocasión y por ello nos ha sorprendido a todos este incidente desagradable.
Por otra parte, el presidente de la Sociedad Protectora de Animales, don Eugenio Tutor, nos ha dicho que, en caso de que se intentara terminar con las palomas debido a que ensucien la fachada o por otra causa, existe un procedimiento más humanitario como es la utilización de un tipo de alimento que las hace estériles. Con ello, en el plazo de cuatro o cinco años, las palomas habrían dejado de ser uno de los principales entretenimientos de los turistas que acuden a la ciudad, y delicia de les pequeños.
En el momento de escribir estas líneas, tanto en el Laboratorio Regional de Sanidad Animal como en el Departamento de Biología de la Facultad de Veterinaria, se están realizando análisis para determinar la verdadera causa de la muerte de las palomas, aunque se especula con la posibilidad de que se haya utilizado cianuro. La muerte de estas aves es fulminante después de una breve agonía.

Y ahora su turno. ¿Tienen algún recuerdo infantil vinculado a ellas? ¿Están a favor, o en contra de exterminarlas? ¿Recuerdan otros envenenamientos? Hoy en día, ¿sobran las palomas? ¿Dónde?

Y mañana...
El inventor del crecepelo, en Zaragoza




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo