Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Karen Elson, otra 'top-model' en el pop

Me ocupo hoy, en la página de discos del Muévete, de Heraldo, del álbum de debut de Karen Elson, hasta hace nada, para mi, como seguramente también para muchos de quienes no leemos el Vogue ni estamos al tanto de la moda -perdón, amiga Ana Usieto-, era una completamente desconocida. Karen, 31 años, pelirroja, inglesa, es modelo, y, al parecer, cotizada, pero es también la esposa de Jack White, de White Stripes. Y ocurre que, cual Carla Bruni, ha dado el salto al pop, editando estos días su primer disco, 'The Ghost Who Walks'.

Si uno fuera mujer y tuviera un mínimo atisbo salieriano, igual se mordía las uñas de envidia. Guapa, famosa, 'biencasada'... y encima buena cantante y compositora. Me ha sorprendido el disco. Bueno, abro paréntesis, no es la octava maravilla, pero se escucha con mucho agrado y encierra delicadas canciones, sobre todo cuando este se pone más folky. Tiene también arreglos curiosos: en la pieza que da título al álbum hay unos teclados a Doors y en 'Pretty Babies' esos mismos teclados se transmutan a lo Nick Cave. Por no olvidar los violines y las líneas de pedal-steel guitar. Y más, por no cansar. Pero no extraña, porque en la producción está su maridito, que de esto sabe. Y es elástico como una goma a la hora de abordar proyectos: White Stripes, The Go, Raconteurs, Dead Weather...

Ya, ya me imagino las disputas conyugales: "Coño, Jack, ¿puedes bajar esa ruidosa música?" Y él: "Honey, ¿por qué no quitas esas nanas tuyas? Has dormido a los niños y me vas a dormir a mi"... Maquinaciones, bromas mías. Pero cuesta imaginar unos gustos musicales tan contrapuestos. Algún chispazo habrá saltado en alguna ocasión. Secretos de matrimonio.

En cualquier caso, y volviendo a Karen, de la que veo fotos atrevidísimas, canta como un dulce querubín. Compone, toca también la guitarra y antes de este debut hizo algunas cosillas,  como coros a Robert Plant, tomar parte en un homenaje a Gainsbourg, grabar un single con una banda de punk o cantar contra Bush. Flexible, delicada y sutil, se mueve con soltura tanto en el pop -deliciosa 'The Birds They Circle'- como en el country y el folk. 'Stolen Roses',  'Cruel Roses' y 'Mouths To Feed', por ejemplo, me llevan a los discos de Pentangle y a la enorme Jacquie McShee al frente, o a los de Steeleye Span y Maddy Prior. De sus tiempos cabareteros procede el vals '100 Years From Now'. Variedad y  relucientes piezas, que el propio Jack, como en todo el álbum, acompaña a la batería, además de producirlo.

Ya digo, no es la octava maravilla, pero resulta un disco muy agradable y sutil, con unos arreglos bastante curiosos, escasamente tópicos, y una docena de canciones, eso que se dice, bonitas. No tengo inconveniente en que las 'top-model' dejen las pasarelas y salten al pop, si al menos lo hacen con la misma soltura y encanto con que lo ha hecho Carla Bruni y ahora esta Karen Elson. Ojalá.

Aquí la pieza que da título al álbum y primer single. Por cierto, tal cual la llamaban a ella en el colegio por su extrema delgadez y palidez.

http://www.youtube.com/watch?v=YmFQfgdmyzY

Etiquetas
Comentarios