Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Ovación para Distrito 14

Me dicen que, el jueves pasado, el público, que casi llenó el cine Palafox, se puso en pie y tributó una cálida y larga ovación a Distrito 14 y a Juanma Bajo Ulloa, tras la proyección de su película documental 'Historia de un grupo de rock'. Me alegro mucho. No se fue el grupo zaragozano de la vida musical con siete mansiones cada uno en el Caribe, aunque alguna se merecieron, pero al menos el reconocimiento y el respeto de una legión de aficionados ahí queda, y seguro que permanecerá en el futuro.

No me extenderé sobre sus méritos musicales. Solo reafirmarme en algo que el otro día mi querido colega Miguel Mena me preguntaba a través de Radio Zaragoza sobre el legado de Distrito, sobre qué es lo más importante que deja el grupo zaragozano, abanderado por Mariano Casanova y Quique Mavilla, después de 25 años de vida. Algo tan simple, y no menos importante, dije, que un conjunto de canciones magníficas. Ni más ni menos. Cualquier artista auténtico y creativo, es a lo que aspira, o debe aspirar,  confío. Y Distrito, guste o no, lo ha hecho.

Otra cosa ha sido la recompensa material, la gloria y los oropeles obtenidos por ello. Personalmente, y perdón por la expresión, me importa un bledo. Bueno, matizo, ojalá hubieran recogido frutos en abundancia para no tener que llegar al extremo de Mariano de tener que hipotecar su casa para poder hacer esta película de despedida. No ha sido así, lo de los frutos, pero ahí está lo mollar: sus canciones. Por eso, me he permitido la licencia de insertar una frase personal  en el minuto de la película que pego debajo de este comentario: Distrito, Mariano Casanova en particular, no triunfó masivamente en los escenarios y en los discos, pero sí en la vida. Hizo lo que quiso y lo que le pedía su mente y su corazón. Contra viento y marea y sacrificando muchísimas cosas. Tiene su mérito, mucho mérito. Un héroe a su manera, que afortunadamente aún nos deparará alguna sorpresa.

En cuanto a Juanma Bajo Ulloa, expresar mi admiración por su valor y su riesgo. Sin conocer al grupo y meterse en esta aventura llena de agujeros económicos, solo cabe en la mollera de los atrevidos. Con su nombre y su crédito, podría haber aspirado a hacer lo mismo pero con un grupo o un artista conocido, que le diera dividendos. Pero no, él ha optado por hacer el negativo de ese concepto. Lo fácil hubiera sido el positivo, ir a tiro derecho con el grupo triunfador.

De esta manera nos ha dejado para la posteridad una imagen bien distinta del concepto del triunfo y de los ganadores. Una lectura de cómo se puede hacer buena música y sufrir una embestida brutal, fracasar comercialmente. O sea, el negativo, por ejemplo, me viene a la memoria de sopetón, de 'Suéltate el pelo', de Hombres G: malísimas canciones,  pero arcas llenas. Insisto en mi admiración por el riesgo y la valentía de Ulloa. ¿Otro héroe?

Y no me enrollo más porque se notará demasiado mi afecto por Distrito y su obra. Me han autorizado a que cuelgue este minutillo de la peli, con las intervenciones de Aurora Beltrán y Bunbury, y Clara Téllez (Los Peces) en los coros, que son una pequeñísima puntada del brillante lienzo músico-cinematográfico que han construido. Se puede ver en el cine Palafox, creo, durante toda la semana que viene. Como recomienda el amigo Gordonix en este blog, hay que verla. Y si no a esperar a fin de año en que, tras pasar por diversos festivales, saldrá en DVD con extras. Enhorabuena a Distrito y a Juanma.

http://www.youtube.com/watch?v=rrn29xZYF8E

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión