Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Triángulo de Amor Bizarro: ruido melódico en toda regla

Gallegos, forman un triángulo personal de cuatro vértices, parecen muy amorosos ("aquí follamos todos con todos", le dijeron a la simpática Virginia de 'Clic'), y son bizarros, siguiendo el significado clásico en español de bravos y valientes, no el sentido galo de 'extravagantes'.

El cuarteto gallego empezó a funcionar a mitad de esta década. En 2007, con Mushroom Pillow, publicó su primer álbum, de título homónimo y con los genes bien claros en la fisonomía de su canciones: las sacudidas ruidosas de Jesus & Mary Chain, el lunatismo de Suicide, la tenebrura de Parálisis Permanente, el ruido melódico de Dinosaur Junior... Una canción, 'Himno de la bala', si la hubieran metido en su día Ana Curra y Eduardo Benavente en su glorioso LP 'El acto', hoy sería una reliquia punk-siniestra de culto.

A finales de aquel mismo año 2007, rescataron viejas maquetas, añadieron nuevas piezas y, de nuevo con Mushroom Pillow,  editaron el recopilatorio 'El hombre del siglo V', al que solo le faltó rematar la faena para hermanarse a sangre con los JMCH de 'Just Like Honey' si hubieran abordado una melodía de ese tipo, aunque muy cercana estuvo 'Estrella azul de España'.

Ahora, otra vez con Mushroom Pillow, han puesto en el mercado su tercer álbum, 'Año santo', donde de nuevo afloran los genes mentados anteriormente e incluso los de Primal Scream ('El radar al servicio de los magos') o New Order o Joy Division (oígase la pieza que da título al álbum) y en el que se nota la incorporación de un teclista y la mayor relevancia de la bajista Isa a la voz.

Es verdad que si la música hubiera que valorarla en relación con el pasado, se diría que Triángulo llegó tarde. Que lo que ofreció en sus discos anteriores y en este nuevo ya estaba escrito antes por todos los mentados. Mas bien está referenciar sonidos y músicas, mas no descalificarlas por sus precedentes.

Los gallegos montan estupendamente el murallón guitarrero exigible en un grupo de 'noisy rock' -o, como ellos dicen, "garantizamos hostias como panes, muracos de ruido zurra dolor"-, cultivan la melodía pop más pulcramente de lo que pueda parecer, aunque cantan espolvoreando las letras, como J de Los Planetas, sin que se las cace fácilmente, amén de lo criptográficas que resultan, si bien política y religión parece afectarles visiblemente, y suenan con una contundencia y una furia inapelables.

Dale al play en 'Amigos del género humano', 'La malicia de las especies protegidas' o en 'De la monarquía a la criptocracia', la canción que abre el disco, primer single y videoclip con tintes siniestro-satánicos. Esta última se clava desde el principio y acaba haciendo sangre al minuto y 56 segundos, cuando Isa entra con el persistente 'Arréglame, arréglame, arréglame...'. Me temo que los gallegos -polémicos en foros y en el mismo youtube- tienen por delante un año, más que santo, salvaje.

Aquí dejo el mentado youtube de 'De la monarquía a la criptocracia', que a mi me encanta, aunque atención a los comentarios demoledores en el mismo youtube de algún diablo suelto, quizá escapado del clip...

http://www.youtube.com/watch?v=k45WRjCxiD4

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión