Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Buenas amigas y malas compañeras

Con cabeza. En un huerto urbano, cada centímetro es importante y en un bancal se cultivan hasta tres o cuatro hortalizas diferentes. En nuestro huerto, las jardineras tiene tres tomateras, otras tantas lechugas, cebollas intercaladas... Antes de plantar a lo loco hay que saber que no todas las plantas pueden crecer en un mismo tiesto: unas segregan sustancias que a otras les son muy dañinas, mientras que las plantas de porte alto, como los tomates, podrían alterar el desarrollo de otras de menor porte pero que también necesitan la luz, como los pimientos.

¿CUÁLES SE PUEDEN SEMBRAR JUNTAS?

>> Buenas vecinas En un bancal de tomates se pueden sembrar entre las matas plantones de lechuga, cebolla, judías o guisantes. La berenjena puede sembrarse junto a cebollas, lechugas, judías o guisantes. Las acelgas permiten cualquier cultivo a su lado, igual que las zanahorias.

>> Enemigas. Los tomates crecerán mal si están al lado de berenjenas y pimientos; la lechuga sufrirá junto a las coles, escarolas o judías, mientras que los ajos han de mantenerse muy apartados de cebollas, coles, judías y guisantes. Los pepinos no pueden sembrarse con melones ni calabazas.

>> Ayuda mutua Los huertos ecológicos hacen asociaciones de plantas para ahuyentar a los depredadores. Si se siembra albacaha junto a los tomates, se repelen las moscas; el olor de la menta hace que se alejen las mariposas responsables de las orugas. Las caléndulas ahuyentan a los pulgones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión