Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

La ópera magna de Los Planetas

La confesión de J, el cantante de Los Planetas, a la revista Ruta 66 es tan acertada como reveladora: "Lo que intentamos es coger la herencia del flamenco y darle un lenguaje actual para que la gente lo entienda". Exactamente,  según comentaba un servidor en la crítica del nuevo disco de los granadinos en el Muévete del pasado viernes, lo que ya hicieron otros grupos en su momento.

Cada cual a su manera y siguiendo los parámetros sonoros entonces en boga y se diría que hasta en vanguardia: Los Brincos o Los Cheyennes, echando mano del pop beatleniano; Smash tirando del rock progresivo o underground; más tarde Triana, haciendo uso de los vuelos cósmicos de Pink Floyd, y finalmente Lagartija Nick yendo al mismo corazón con 'Omega'. Unos y otros, incorporando el flamenco al rock y adaptándolo a su tiempo. Pero de manera seria e ingeniosa, no pegándole los navajazos que en los últimos tiempos le han metido tantos y tantos aprovechados del mestizaje y la fusión, por no decir los odiosos 'flamenquitos'.

Los Planetas, metidos en una verdadera encrucijada sobre el camino a seguir, ya dieron los primeros pasos hacia el flamenco en el álbum anterior, 'La leyenda del espacio', pero el experimento resultó fallido. Hilaron una maraña de sonidos, donde a duras penas afloraba el flamenco. En este nuevo, sin embargo, denominado 'Una ópera egipcia', el panorama se ha clarificado radicalmente. Piezas populares del cancionero andaluz, de Enrique Morente y hasta de los maestros Quintero-León-Quiroga, al igual que otras propias, se embadurnan en la espesa capa de pintura de ruido y  electricidad del grupo y emergen monumentales canciones aflamencadas -la reiterada y alegre 'Soy un pobre granaíno', el burbujeante instrumental 'La llave de oro' en el que falta la voz de Enrique Morente, que no llegó a tiempo-, sinfonías lisérgicas como 'La Pastora Divina', con la voz de Morente enterrada en capas psicodélicas de guitarras y electrónica,  o los casi diez minutos de 'Los poetas', cuando no perlas pop al modo 'Just Like Honey', de Jesus & Mary Chain, del calibre de 'No sé cómo te atreves' (pensada, por cierto, para Christina Rosenvinge) o 'La veleta', cantadas, con su deje a lo Jeanette, por Ana Fernández Villaverde (La Bien Querida) y J.

El título del álbum hace referencia al argot gitano de cuando algo es artísticamente bueno, redondo, superlativo. Se le llama 'ópera egipcia'. Y, aunque resulte presuntuoso,  no está mal elegido, porque, con una preciosa portada y un bonito despliegue en tríptico de cartón, Los Planetas, realizando un completo y preciso giro alrededor de astro sol del flamenco, nos han traído, en efecto, un superlativo y laborioso trabajo, una 'ópera magna', hecha a conciencia y en la que han invertido un año para grabarla. Uno de sus mejores discos, sin duda, aunque quizá los fans más puristas o más atados a la química 'indie' de 'Super 8', 'Pop' o 'Una semana en el motor de un autobús', no lo encajen muy bien y hasta no lo toleren. No sé. ¿Tú qué opinas?

Aquí dejo un youtube de 'Romance de Juan de Osuna', de Quintero, León y Quiroga, ya publicado previamente en el EP 'Cuatro palos', anterior a este álbum, en el que también se ha incluido la canción. También el primoroso primer single del álbum, 'No sé cómo te atreves', que no está disponible completamente en vídeo en la web de Youtube. (Edito: lo ha colgado hoy 3 de mayo la Sony, aunque pone fecha 29 de abril, así que lo sustituyo)

http://www.youtube.com/watch?v=yaXZDwK1sig

http://www.youtube.com/watch?v=x9J4hkgVxGA

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión