Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

CONSEJOS DE JARDINERÍA

Diseñar un jardín con espíritu silvestre

¿Por qué todo tiene que estar cuadriculado? Un terreno puede conservar ese toque rústico del paisaje que nos rodea

Un precioso parterre de cosmos
Un precioso parterre de cosmos
Almanac.com

¿Por qué no? La jardinería no tiene por qué ser una tarea titánica llena de esfuerzo físico y sacrificio. Una cosa hay que tener clara: cuanto más alejado esté un jardín de la naturaleza, más trabajo nos dará. Setos podados, árboles de otras latitudes, plantas que requieren mil cuidados... todo eso puede olvidarse si se apuesta por un jardín con espíritu silvestre, donde el terreno imite a la naturaleza que le rodea.

Cuando paseamos por el campo en primavera, nos sorprende la gran cantidad de flores silvestres que hay y lo bonitos que están los árboles y esa misma 'decoración' podría estar presente en el jardín. El truco para formar este jardín reside en hacer de la necesidad virtud y permitir que algunas malas hierbas crezcan libremente. Jaramagos, rabaniza, gamoncillos o berzas florecen al principio de la primavera, seguidos de escabiosas, matacandil, malvas, amapolas, que se pueden combinar con arbustos de aliaga, genista y esparto. En verano, achicoria, hinojo y zanahoria silvestre darán el toque rústico entre las plantas y en otoño, si se han plantado arbustos con fruto, el efecto será perfecto.

>> Hierba alta La fotografía es de un descampado en primavera en un barrio de Zaragoza: abunda la hierba espigada, malvas y margaritas silvestres. Con un riego constante y segando solo de manera aleatoria, se puede tener un aspecto similar en nuestro terreno y tumbados en la hierba soñar con el campo.

>> El toque salvaje. En los sotos de ribera, trepan por los árboles clemátides y hiedras. ¿Por qué no poner trepadoras que suban por los troncos en el jardín? La planta de la imagen es un velo de novia, que florece en otoño. El clemátide es otra buena opción si es un lugar sombreado. Si no, opte por la madreselva.

>> Hogar de animales En los sotos de ribera, trepan por los árboles clemátides y hiedras. ¿Por qué no poner trepadoras que suban por los troncos en el jardín? La planta de la imagen es un velo de novia, que florece en otoño. El clemátide es otra buena opción si es un lugar sombreado. Si no, opte por la madreselva.

Etiquetas
Comentarios