Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

¿Es cierta la leyenda urbana sobre la diefenbaquia?

Rumores. En los últimos días ha llegado repetidamente al correo electrónico del Buen Jardinero un 'email' donde se desgranan los peligros de la planta de interior llamada diefenbaquia. En el correo, plagado de irregularidades, se alerta de que un hombre que podaba esta planta, al chupar una sola gota de su savia, sufrió una galopante asfixia por el veneno y permaneció en la UCI varios días. Además, se explica el caso de un bebé que murió en menos de diez segundos. Se trata de una simple leyenda urbana que ha exagerado hasta límites absurdos las propiedades químicas de la savia de la diefenbaquia. Se trata de una planta tóxica, como la mayoría de vegetales del planeta -la excepción es que se puedan comer las plantas, lo habitual es que sean venenosas-. Su savia es irritante y siempre hay que utilizar guantes cuando se manipule, pero nadie será ingresado en la UCI si una gota cayera en su boca ni mucho menos fallecerá un bebé. La misma planta del tomate tiene un savia igual de irritante y no por ello hay que alarmarse. Lo mejor es aprender a respetarlas y no ingerir ninguna sin control.

LA VERDAD SOBRE ESTA PLANTA

>> Su veneno La savia de la diefembaquia contiene oxalato de calcio, componente tóxico con el que la planta se defiende de los herbívoros que intenten ingerirla. Para que este compuesto sea tóxico en el organismo hay que tomar grandes cantidades de manera continuada, algo que habitualmente no se hace.

>> Inflamación. Aunque su consumo no cause la muerte, el contacto con las mucosas sí produce inflamación. Si la savia cae en los ojos, provoca pérdida de visión, de la misma manera que lo hará una gota de jabón o un producto abrasivo. Otras plantas como las higueras tienen una savia que causa inflamación.

>> Cuidados Cuando se manipula una planta, siempre conviene ponerse guantes para evitar el contacto con la savia, que muchas veces es irritiante. Del mismo modo, hay que educar a los hijos para que aprendan que la mayoría de vegetales son tóxicos y que solo deben comerse los que tengan en el plato.

Etiquetas
Comentarios