Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

¿Qué especies se pueden plantar debajo de los árboles?

En la imagen, la naturalista norteamericana Lorna Sass propone este precioso conjunto de col lombarda, ciclamen y bulbosas para plantar.

Complicado. Es fácil que un árbol resistente prospere en nuestro terreno, pero son muchos los jardineros que ven con desagrado el trozo de tierra pelada que queda bajo el dosel de sus ramas. En el caso de árboles como el aligustre o el laurel, esa 'calva' es casi inevitable, porque estas especies suelen emitir sustancias en sus raíces que impiden que nada crezca a su alrededor, con el fin de que niguna planta adventicia les robe agua y nutrientes. Sin embargo, la mayoría de especies sí que admiten la presencia de otras compañeras junto a sus raíces.

Es muy importante tener en cuenta el factor luz a la hora de elegir esas plantas: bajo la copa del árbol, apenas llegan los rayos del sol, así que no podrán sembrarse especies que necesiten mucha luz, como margaritas o amapolas. Por otro lado, es importante que la planta que sembremos necesite la misma cantidad de agua que el árbol, porque si las regamos demasiado, un árbol que no precise grandes cantidades de agua podría resentirse. Lo mejor es optar por especies bulbosas o que se reproduzcan de manera vegetativa por acodo.

PARA CADA ESTACIÓN

>> En invierno, ciclamen. Es una planta muy resistente al frío y que vuelve a florecer año tras año. Además, no necesita recibir la luz del sol para mostrar su mejor colorido. Soporta heladas y lluvias estoicamente y, una vez llega el verano, queda en estado de letargo, hasta rebrotar de nuevo en invierno.

>> En primavera, bulbos. Es la opción más segura. Jacintos, narcisos, anémonas, tulipanes... no precisan de la luz del sol para brotar y estarán a gusto bajo el árbol. Para que el conjunto sea espectacular, lo mejor es plantarlos entre la vinca, para que al crecer asomen entre las ramas de esa alfombra verde.

>> En verano, vinca Más que en verano, es perfecta todo el año. Se mantiene verde en invierno y sus flores salpican de colorido desde la primavera. Esta planta se reproduce por acodo, es decir, al apoyarse una rama en el suelo brotan raíces nuevas que impulsan a la planta a extenderse más.

Etiquetas
Comentarios