Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Carta a los Reyes y al 2010

Vivir en la utopía es una quimera, pero a la vez, dijo un gran escritor, el principio de todo progreso y el diseño de un porvenir mejor. A sabiendas de que seguiré muchos años flotando en esa nube utópica, he mandado mi carta a los Reyes para esta noche y para el 2010, por si algo cae... Me dejo (u olvido) más cosas, por no abusar, pero esto es lo que les he pedido:

-Inspiración, mucha inspiración, creativa para que tanto artistas nuevos como veteranos den a luz discos con fuste y perdurables, de los que hacen historia y no duren más que un soplo. O sea, buenos discos.

-Ojalá aparezca un rayo milagroso en el cielo que se cargue el oprobioso, indiscriminado e injusto canon digital. Una cosa es la piratería (un robo) y otra este opulento impuesto revolucionario.

-A ver si la Tele-Oliart, sin anuncios, le quedan ahora unos minutos libres y un poco de dinero para sacar adelante un verdadero programa musical, al modo Días de Cine, por ejemplo, y sin exigir demasiado.

-Siguiendo con la tele, ¿y si TV Aragón crea, definitivamente, un programa musical serio donde se difunda y apoye la música de aquí y la de fuera? Ah, y de camino elimina esas rancias y trilladas series americanas, ofensivas para una tele autonómica.

-Apoyo a las salas y a los grupos nuevos, no en forma de subvención, pero sí en facilidad para licencias, infraestructura y conciertos.

-Aun en crisis, a ver si la oficialidad piensa en la Ciudad de la Música... Si construyen auditorios faraónicos, palacios de congresos con goteras, magnos estadios de fútbol para equipos de segunda división, ¿por qué no un gran centro para la música pop?

-Que los ayuntamientos dejen de 'subvencionar' medianías por obligación de llenar el cartel de las fiestas patronales, vamos que dejen de contratar artistas que solo viven de eso. Si son buenos y tienen interés artístico, que se monten sus giras particulares y se ganen el pan por sí mismos. Los de la Ceja y los protestones ante el Ministerio de Industria, los primeros.

-Que Internet siga siendo la plataforma libre que es todavía, sin cortapisas ni policías culturales.

-Que las revistas musicales bajen el peso de su snobismo musical y valoren y calibren la calidad verdadera de lo que 'venden'. El marchamo de joven y actual no es un valor absoluto ni determinante, sino un simple accidente que se cura en poco tiempo.

-Que la gente llene sus Ipods con música seleccionada y con criterio, no a peso.

-Que las descargas sean un medio para conocer música, pero no un fin en sí mismo, es decir, que el personal compre discos, coñe, que es de lo más bonito y fascinante que tiene la música.

-Que desaparezca el CD y vuelva el vinilo (perfeccionado), jejeje. Una buena forma de cargarse la piratería, señores de las discográficas. Ustedes crearon el monstruo que les ha devorado.

-Que cojan vacaciones eternas Bosé, Alejandro Sanz y toda la cuadrilla tabarrera de las teles y las radio-fórmulas.

-Que las fiestas del Pilar cambien de rostro musical de una vez, combinando calidad y comercialidad.

-Que vengan estrellas a Zaragoza, pero no a cualquier precio y menos de segunda fila.

-Que desaparezca de una vez la Feria de Muestras como recinto de actuaciones musicales.

-Que vuelvan (¡glup!) los Héroes, pero con disco, no a hacer caja.

-Y, finalmente, mucho carbón para la SGAE, la ministra de Cultura y ZP.

Etiquetas
Comentarios