Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

¿Qué fue de Miguelito, el niño de la Operación Plus Ultra?

Mariano García 17/12/2009 a las 01:19
miguelito



Hoy vuelvo a arrojar una botella al mar de Internet, a ver si hay suerte y podemos localizar a Miguel Ángel Jerez, Miguelito, y ver cómo le ha ido la vida en los últimos 40 años. Miguelito fue muy famoso en su día, en 1970, en un momento en el que aún se glorificaba todo aquello que fuera hacer de la necesidad virtud. Una época en la que muchos españoles carecían todavía de cosas básicas. En fin, que hoy muchas situaciones nos parecen antiquísimas y no nos damos cuenta de que el siglo XX lo hemos dejado tan solo a la vuelta de la esquina. El caso en que en esa España que santificaba las familias numerosas y los pluriempleados conformados con su suerte nació la llamada Operación Plus Ultra, que en realidad era un programa de radio, impulsado por la cadena SER, Iberia y la Confederación Española de Cajas de Ahorros, en el que se elegía cada año a una quincena de niños que destacaban por sus cualidades heroicas -ya fuera por un hecho concreto o en el día a día-, y se les agasajaba y rendía homenaje público. Esto se publicaba en 1970:
Miguelito -Miguel Ángel Jerez, trece años de edad- es el niño zaragozano de la Operación Plus Ultra. Ayer regresó a nuestra ciudad. Lo encontramos en Radio Zaragoza, todavía luciendo su uniforme de héroe. Paco Ortiz le entrevistó para la radio. El niño, que ha logrado la popularidad, con reconocimiento nacional e internacional a sus méritos -de ello se encargó un vecino, don Antonio Muñiz- es un fuera de serie. Todos los niños de la Operación Plus Ultra lo son. Miguelito llegó a la emisora acompañado de su padre, don Felipe Jerez, invidente.
Es huérfano. Y cuida a su padre, a su hermano Felipe, paralítico de las dos piernas, y a Pedrito un tercer hermano de nueve años de edad.
-Salí la víspera de mi cumpleaños y he regresado el día de mi santo...

El padre le acompañaba. Don Felipe no cabía en sí de la alegría. Es un hombre con extraordinario sentido del humor.
-Cuando Miguelito estuvo en Canarias, me escribió diciéndome: "Si supieras las chicas que hay aquí, en las playas, a buen seguro que recuperarías la vista para verlas."
Miguelito es enamoradizo. Repara en las bellezas femeninas que le rodean. Durante veinticinco días ha recorrido Madrid, Las Palmas, Roma, Yugoslavia, Alemania, Barcelona, Palma de Mallorca, Bruselas, Tenerife, Sevilla, Jerez de la Frontera... Formó con los mejores entre los mejores. Hasta que ha llegado el momento de regresar a Zaragoza. Su padre define así todo el periplo:
-Antes, contento; ahora, mucho más, porque ha vuelto.
Miguelito nos relata las impresiones de su viaje.
-Desearía volver a Roma -nos ha dicho-, porque me ha emocionado e ilusionado mucho ver al Papa.
-¿Pero dónde lo pasaste mejor?
-En Las Palmas.
-¿Cómo te llevaste con tus compañeros?
-Éramos como hermanos.
-Os acompañaban también varias chicas.  ¿Te enamoraste de alguna?
-Sí, de Jacqueline, la francesa...
-¿Vas a continuar las relaciones?
-Con todos los compañeros. Tengo sus direcciones y hemos prometido escribirnos.
-¿Habías viajado en avión anteriormente?
-No. Mi bautismo del aire fue de Zaragoza a Madrid, en compañía del señor Veintemillas.
-¿Has recibido muchos regalos?
-Tantos, que tendré necesidad de hacer la casa más grande.
-¿Va a cambiar tu vida después de esta experiencia?
-Seguiré como hasta ahora, cuidando de mi familia y estudiando el bachillerato.
-¿Tenías deseos de regresar?
-Mi padre me echaba de menos.
-¿De qué visita guardas más grato recuerdo?
-De la que hicimos a la reina Fabiola. Nos dijo que su casa era nuestra casa.
-Tras tu regreso, ¿qué ha pasado en tu barrio?
-Sólo he visto a un vecino. No sé qué me da bajar a la calle.
-¿Qué piensas hacer en el futuro?
-Estudiar, hasta poder entrar a trabajar en la Caja de Ahorros. Me han prometido un empleo tan pronto como cumpla los catorce años.
Ha traído regalos para todos sus hermanos y para su padre.
-Muchos de estos regalos me los irán mandando poco a poco.
-¿Sentiste nostalgia en algún momento de tu viaje?
-Me acordaba mucho de mi familia.
En Barcelona tuvo lugar un acto particularmente emotivo. La casa Cola-Cao obsequió con una bicicleta a cada uno de los componentes de la Operación Plus Ultra. Miguelito y otro de los héroes propusieron que, en lugar de bicicletas, regalaran dos sillones de ruedas al niño de Jerez de la Frontera, que tenía dos hermanos inválidos. Así se hizo.
-Miguelito, ¿volverías a repetir el viaje?
-Mañana mismo. Pero tengo muchas obligaciones aquí, en Zaragoza.
El pequeño héroe se ha reincorporado a su trabajo y a sus estudios. Pero en el recuerdo han quedado grabadas para siempre las huellas de una experiencia inolvidable.

El programa duró mucho (de 1963 a 1982, según algunas fuentes; pero otras ponen en duda que llegara hasta los 80), por lo que varios niños aragoneses debieron ser elegidos para el programa. Yo solo he podido localizar por el momento esta entrevista a Miguelito, por lo que si alguien puede aportar cualquier dato sobre el protagonista, el programa o los seleccionados aragoneses, será bien venido.

Y mañana...
Los cacos que lograron burlarse del comisario Muslares




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo