Blog
Suscríbete por 1€

Crisantemos que dan color a los días del otoño

Si eligiésemos una planta que simbolizara cada mes del año, el crisantemo estaría unido a noviembre. Cuando el otoño ya está bien avanzado, sus grandes capullos se abren regalando un espectáculo multicolor. Por el hecho de florecer de manera tan tardía, esta flor ha acabo convertida en símbolo de Todos los Santos y cementerios e incluso hay quien la considera de mal agüero. La realidad es que es una planta perfecta para una terraza, un balcón o un jardín aragonés. Se criará igual de hermosa en tierra que en maceta y su capacidad de regeneración es tan asombrosa que durante años resurge de sus raíces y crece durante el verano hasta florecer en otoño.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión