Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

'Madonitas' cabreados

Estoy ojeando los abundantes comentarios del concierto de Madonna en la web del Heraldo y en la de El Periódico de Aragón. La gente, por lo general, echa humo con la organización y con el recinto de la Feria de Muestras. 'Madonitas' cabreados.

http://www.heraldo.es/noticias/cultura/e7165_pura_dinamita.html

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=514073

Entiendo perfectamente los cabreos, pero el que no sabía donde se metía es que venía de muy fuera. Los lugareños ya lo sabíamos. La explanada de la Feria de Muestras es un páramo perfecto para ferias agrícolas pero no para grandes conciertos. El día de Los Rolling, y no digamos el de REM, quedó bien clarito. Por eso más de uno -o varios millares- se quedaron en casa, desmereciendo la presencia en Zaragoza de una gran figura musical. Este concierto, en La Romareda, hubiera sido la bomba; y yo todavía no acabo de creerme ese cuento de las grúas y de la insuficiencia de espacio. Munícipes y organizadores cuentan lo que les conviene, porque me temo que en la elección de la explanada lo que primó fue el aforo de las 52.000 personas, cifra estipulada para llenarse bien los bolsillos. Y si realmente no era así, mejor haberlo dejado estar, dicho coloquialmente. O como sentenció el castizo: Lo que no se puede, no se puede y además es imposible. Y lo hubiéramos entendido. Hoy, con el AVE y las autopistas, está a tiro de piedra ir a un gran concierto. Antes eso, aunque salga un poco más caro, que meterte en un campo de concentración.

Organizar una chapuza es un demérito que resulta luego muy difícil de levantar. Lo que se lee en muchos comentarios del Heraldo y de El Periódico es de juzgado de guardia. No se puede tratar así a alguien que ilusionadamente ha pagado una entrada para un espectáculo. La gente del pop y del rock es gente joven y dinámica, pero no borrega. No se puede jugar con sus sentimientos de esta manera. Lo grave es que ya son demasiados precedentes y siguen tropezando. Hay una queja de una voluntaria de la Cruz Roja que pone los pelos de punta: "La seguridad del concierto no dejó un pasillo de emergencia para poder trasladar a los hospitales que teníamos montados, por lo cual, para trasladar a muchos de los atendidos tuvimos que atravesar, literalmente a empujones la gran marabunta de gente que separaba los lados del escenario de los hospitales o ambulancias puestas por Cruz Roja". Increíble.

Estaría bien que, al menos, los responsables del desaguisado salgan, pidan disculpas y detallen por qué ocurrió lo que se denuncia repetidamente en los comentarios mentados. Y por supuesto que Alcalde, munícipes y técnicos de Cultura escondan muy en el fondo del cajón el expediente de este desastroso concierto para que no se les vea demasiado el plumero de cara a esa nueva sandez millonaria que nos aguarda de Zaragoza Capital Cultural 2016. Menos fastos y más base, que está muy reciente el cierre de Aragón Suena.

En cuanto al concierto en sí, pues si salió tan espectacular como dicen las crónicas pues estupendo. ¿Lo compensa todo? Posiblemente que para los más fans, sí; queda la duda con el resto, y si encima, como alguien denuncia, hubo play back... En fin, para consuelo, en nada estará en la calle el correspondiente DVD de la gira, aunque ya corre por ahí la grabación en alta definición emitida por la tele inglesa del concierto de Buenos Aires, en la primera manga de la gira. Estos magnos espectáculos se ven y se oyen de maravilla en los modernos equipos caseros con pantallón, DTS y 5.1. No es lo mismo, claro, pero no se sufre, lo sigues en 'primerísima fila' y encima no te dejas la pasta tan desconsoladamente.

Coda: ¿sabremos realmente cómo, cuánto y quién habrá sufragado las pérdidas?

Etiquetas
Comentarios