Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

HUERTO

¿Qué se puede plantar en el mes de abril?

Por fin, llegó el momento que todos esperamos, el de la siembra de verduras y hortalizas. ¿Qué podemos sembrar para cosechar en verano? 

Vegetales ya plantados en un huerto
Vegetales ya plantados en un huerto
PLS

La tierra está limpia de malas hierbas, roturada hasta hacerla esponjosa y bien rica en materia orgánica gracias al estiércol. Por fin, llegó el momento que todos esperamos, el de la siembra de verduras y hortalizas. En el mes de abril, en el valle del Ebro, se puede plantar casi todo. Lechuga, tomate, borraja, acelga, cebolla, pepino, calabacín, pimiento, judía, guisante, patata...

A la hora de sembrar, se puede optar por la semilla, muy económica, o por los plantones, brotes ya germinados que se siembran directamente. Los plantones cuestan unos 10 céntimos la unidad y para un huerto de pequeñas proporciones es la opción más segura. Se pueden adquirir en tiendas especializadas o en viveros, donde lo entregarán con las raíces al aire y envueltos en papel de periódico, lo que obliga a acudir directamente al huerto y plantarlos. Lo mejor es hacerlo por la tarde, cuando el sol les dará un respiro durante la noche. De hacerlo a primera hora de la mañana, pueden deshidratarse, al no tener todavía adaptadas sus raíces a su nueva ubicación.

Para sembrar tanto plantones como semillas, lo mejor es hacer un surco en el terreno. Por un lado, les protege del viento. Por otro, el agua se acumulará en el fondo y llegará mejor a las raíces. El espacio entre plantones dependerá de la especie que sembremos. Si se trata de tomate, basta con unos tres palmos, pero si son calabacines o pimientos, muy rastreros, lo mejor es dejar medio metro para que no se agobien entre sí. Al coloca el plantón, es buena idea cubrir las raíces con un puñado de estiércol, que les aportará calor y evitará que la tierra a su alrededor pierda humedad. Es importante que se trate de estiércol seco, porque el fresco podría quemar las raíces. Al plantar semilla, también es muy recomendable ponerla directamente en estiércol, para que la plántula, al brotar, tenga buen alimento.

Etiquetas
Comentarios