Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

CONSEJOS DE JARDINERÍA

¿Cómo elegir la mejor trepadora para el jardín?

¿Cuáles son las plantas más adecuadas para cubrir muros? Hay varias opciones, pero la mejor dependerá del del sol, las heladas y el espacio que tengamos.

Una hardenbergia en floración
Una hardenbergia en floración
Kanpei

>> Imprescindibles. Un jardín sin trepadoras no es un jardín. Estas plantas son vitales para dar cuerpo al paisaje y aportar un toque de color donde antes había un frío muro. Algunas de estas plantas tienen sus propias ventosas o incluso raíces adventicias que les permiten 'pegarse' a la pared, como la parra virgen (parthenocissus tricuspitata) o la hiedra. Sin embargo, la mayoría de ellas necesitan el apoyo de una celosía para seguir trepando. Es el caso de la madreselva, del jazmín o la hardenbergia.

Entre las más resistentes se encuentra esta última, la hardenbergia, auténtica desconocida entre los jardineros aragoneses pero que en los últimos años está cobrando cada vez más importancia. Sus hojas, muy parecidas a las del eucalipto, se conservan en la planta durante el invierno, lo que supone una ventaja para aportar una nota de color verde en los meses más grises. A principios de primavera, florece en largos racimos violetas, que conserva durante semanas. Se trata de una planta muy viva que pronto ocupará gran parte del territorio a su alrededor, por lo que no conviene colocarla junto a otras compañeras, porque acabarían ahogadas.

LAS IMPRESCINDIBLES

>> Parras Se pegan a la pared, la cubren en pocos años y, cuando llega el otoño, se tiñen de un intenso color rojo. Las parras de boston son la opción perfecta para rincones en semisombra o parciamente protegidos del sol por un árbol cercano. No hay que podarlas, solo regarlas en abundancia.

>> Madreselva Resistentes al frío y al calor, estas plantas son muy populares, por la fragancia de sus flores. En inglés se las conoce como 'honeysuckle' (miel para sorber) porque resulta sencillo disfrutar de su néctar, escondido en el fondo de la flor. Basta con tomarla, tirar del estigma y degustar la gota del final.

>> Jazmines.Al elegir un jazmín, puede optarse por la variedad clásica, por su 'primo hermano' rhynchospermum jasminoides (con flores similares y además perenne) o por el madrugador jasminum mesnyi, de flores amarillas y sin olor, que despierta ya en febrero y conserva su colorido hasta el verano.

Etiquetas
Comentarios